Menu
Imaginando los animales del futuro: Breve historia de la zoología especulativa

Imaginando los animales del futuro:…

Con pie y medio en la c...

Módulo itinerante de Romo ha recorrido más de 20 colonias en MH

Módulo itinerante de Romo ha recorr…

Se trata de la primera ...

Rusia propone a EU financiar juntos la reconstrucción de Siria

Rusia propone a EU financiar juntos…

https://es.rt.com/61r6  ...

Para Facilitar Transferencia de Datos se Alían Facebook, Twitter, Google y Microsoft

Para Facilitar Transferencia de Dat…

hipertextual A todos los...

Atraso en comunidades rurales, soberanía y autosuficiencia alimentarias vulneradas, retos para AMLO

Atraso en comunidades rurales, sobe…

Acuerdo Nacional para e...

Mireles Teme que lo Maten

Mireles Teme que lo Maten

El doctor José Manuel Mir...

México: ¿se viene la legalización de las drogas?

México: ¿se viene la legalización d…

Javier Benítez   SPUT...

Una cita con Caetano y familia

Una cita con Caetano y familia

Una cita con Caetano y fa...

Ni va a pulverizar a la administración, ni va a centralizar el poder, ni a instalar la autocracia

Ni va a pulverizar a la administrac…

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

Telenovela Zeta: el patriarca y la ruindad

Telenovela Zeta: el patriarca y la …

Diario Ejecutivo   ¿C...

Prev Next

El campo mexicano es bipolar: Martínez y Martínez

Ante diputados de las comisiones de Agricultura y Sistemas de Riego y de Desarrollo Rural, el titular de la Sagarpa, Enrique Martínez y Martínez, calificó la situación del campo como bipolar. “Tenemos productores de clase mundial y otros que están desproveídos de cualquier situación de competitividad”. 

En su comparecencia, el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), fue cuestionado por legisladores sobre la situación del campo; los apoyos a los productores; comercialización de maíz; importación de alimentos; dependencia alimentaria; plagas y contingencias climáticas. 

El presidente de la Comisión de Agricultura y Sistemas de Riego, diputado José Antonio Rojo García de Alba (PRI) señaló que esta reunión representa la oportunidad para tratar temas de importancia para el campo mexicano y encontrar soluciones. 

Por la Comisión de Desarrollo Rural, su presidente, diputado Víctor Serralde Martínez (PAN) se manifestó por iniciar la transformación y reforma que el campo demanda y exige, por ello, propuso un diálogo constructivo. 

El diputado José Rubén Escajeda Jiménez (PRI) recalcó que se deben hacer esfuerzos extraordinarios para darle una verdadera sacudida y reingeniería programática a las políticas del campo. “El abandono es de hace mucho tiempo y requiere de mayores recursos”. 

De la misma bancada, la diputada Maricruz Cruz Morales mencionó que es indispensable que el campo mexicano sea considerado como una prioridad nacional y cuente con políticas de Estado que garanticen los alimentos. “Todos demandamos mejores políticas que lo saquen de su atraso, por ello se debe simplificar al máximo la normatividad y hacerla más accesible”. 

A su vez, los diputados priistas, Alfonso Inzunza Montoya, Salvador Barajas del Toro y Óscar Bautista Villegas preguntaron sobre los apoyos a las comunidades pesqueras, problemáticas en el sector ganadero y la necesidad de hacer multianual el presupuesto. 

Por el PAN, el diputado Juan Bueno Torio subrayó que es evidente que en el campo hay muchos mexicanos que viven en pobreza, por eso se debe rediseñar la política pública orientada a apoyar y a desarrollar las capacidades del sector productivo, así como desarrollar esquemas contra la pobreza y el hambre. 

La legisladora panista Lázara Nelly González Aguilar se manifestó por la creación de un fondo de contingencia sanitaria agroalimentaria que proteja a todos los productores de este tipo de fenómenos, que al no ser de origen climatológico, no se presentan de forma cíclica y, por lo tanto, no pueden preverse como son las plagas o enfermedades, que sería el caso de la gripe aviar. 

Los diputados Carlos Humberto Castaños Valenzuela, Luis Miguel Ramírez Romero y María Concepción Ramírez Diez Gutiérrez, también del PAN, cuestionaron al funcionario sobre la problemática del tomate nacional, la enfermedad del café, “La roya”, y la bacteria que afecta a la citricultura. 

Del PRD, el diputado José Antonio León Mendívil mostró su preocupación “porque se quiera resolver problemas tan complejos y añejos con acciones superficiales y poco serias como la Cruzada Nacional Contra el Hambre”, y cuestionó qué diagnóstico se llevó a cabo para saber cuántas toneladas de alimento se requiere para atender a los siete millones de mexicanos con hambre.  

A su vez, el diputado Pedro Porras Pérez (PRD) consideró que “el gobierno ha desarrollado el papel de verdugo en contra de los productores, pues nadie entiende cómo se fomenta y se permite la importación de mercancías habiendo suficiencia en el país”. Se manifestó por revisar el Tratado de Libre Comercio con América de Norte e impulsar su renegociación en el capítulo agropecuario. 

También de esa fracción parlamentaria, los legisladores Valentín González Bautista, Armando Contreras Ceballos y Yazmín de los Ángeles Copete Zapot consideraron que el campo está agotado porque el modelo económico ha fracasado y se pronunciaron por redireccionar el presupuesto y las políticas en la materia. 

Por el PVEM, el diputado Héctor Narcia Álvarez mencionó que desde hace décadas las instituciones federales no han dado respuestas a las demandas e inconformidades del campo. Por ello, “no ha podido cumplir su papel de proveer de alimentos al pueblo de México”. 

Argumentó que la comercialización de maíz representa un cuello de botella, por lo que pidió diseñar un programa que permita distribuir este producto. También manifestó su preocupación por la caída de los precios del café y la presencia de la enfermedad conocida como “La Roya” en este cultivo. 

En tanto, el diputado Ricardo Monreal Ávila (MC) comentó que el tema del campo es gravísimo y está en una etapa de agonía por las políticas aplicadas desde hace más de 20 años. “Al campo se le abandonó”, está sometido a una presión porque los insumos son caros y los precios de los productos están estancados. “No hay forma de resolver el problema del campo si no se le da una atención especial”. 

Cuestionó si hay un plan de emergencia para rescatar a los productores de maíz, fríjol, cítricos, cafeticultores y cañeros; si se hará una revisión de los subsidios; cómo se enfrentarán los problemas de comercialización, y acerca del impacto que ha generado el crimen organizado en los productores. 

El diputado José Humberto Vega Vázquez (PT) señaló que la situación en el campo es desastrosa y el modelo neoliberal ha traído más pobreza al país. Consideró que es muy importante cambiar ese modelo para que se incorporen a los pequeños productores y lograr que los que produzcan ganen y no los especuladores. 

“Sabemos que está en riesgo la soberanía alimentaría de nuestro país, por eso mismo pedimos la incorporación de una política integral que verdaderamente incluya a todos los sectores para que este proyecto, que también debe ser regional y contener el apoyo financiero, saque adelante al campo mexicano”. 

Titular de la Sagarpa 

En respuesta a los cuestionamientos y luego de rendir protesta de decir verdad, el titular de la Sagarpa, Enrique Martínez y Martínez manifestó que las reglas de operación son un obstáculo para los campesinos, por ello, aceptó la invitación de diputados para “buscar un medio que permita evitar corrupción, dar transparencia y efectividad en la utilización de los recursos”. 

Precisó que la delincuencia, es sin duda un inhibidor de la producción agroalimentaria, y comentó que “hay productores que pueden producir más y que no lo hacen por los riesgos que se vive en el campo, tanto en ranchos ganaderos del norte, del centro y del bajío”. 

Resaltó que la situación actual habla de un campo bipolar, “porque tiene dos contrastes; tenemos productores de clase mundial con los mejores indicadores de competitividad internacional y  millones de productores que están con insuficiencia de todo, que no tienen ninguna tecnología u organización. Están desproveídos de cualquier situación de competitividad”. 

 De igual modo, reconoció que existen problemas en el campo, aun cuando se tiene potencial de desarrollo en el sector agroalimentario. 

Precisó que los retos y desafíos del campo, requieren de la voluntad de todos sin importar su color, sobre todo ante la construcción de una reforma del sector, que lo haga más justo, productivo y sustentable. 

Detalló que el principal problema, es que México está inmerso en un modelo económico rebasado, pues es más estabilizador que de crecimiento. Además ha concentrado la riqueza y ha hecho que la distribución no sea justa y equitativa. 

“Es un crecimiento dependiente, pues seguimos dependiendo del comercio con Estados Unidos y de las importaciones cuando tenemos la capacidad en el campo de producir los alimentos que demanda la población”, afirmó. 

Martínez y Martínez expresó que este modelo ha privilegiado la improductividad, pues los estímulos se dan a quienes tienen mayores problemas en pobreza e inseguridad. Agregó que si se analizan los programas existentes, estos son más asistenciales. 

Precisó que en agricultura, se importa entre el 42 y 43 por ciento de lo que se consume. Tan sólo de arroz se importa el 80 por ciento. 

En el caso de la ganadería, indicó que la sequía prolongada y el buen precio en el mercado hace que se esté despoblando e incluso los ganaderos han enviado a los rastros a las hembras. 

Puntualizó que el problema sanitario de 2012 representó un flagelo intenso para la agricultura, al haber perdido una población de casi 23 millones de aves, situación que provocó un fuerte movimiento en el mercado de huevo comestible, pero “ahora estamos prácticamente controlados”. 

El titular de la Sagarpa resaltó que el sector pesquero, debe ser incluido en el Plan Nacional de Desarrollo, pues el consumo per cápita es de 10 kilos por habitante y la aspiración es 14 kilos promedio anual por mexicano, “lo que ayudará al sector y a abatir problemas de obesidad y de salud”. 

Para tener un campo competitivo, subrayó, se necesita de una mejor banca de desarrollo, pues los instrumentos que hoy están disponibles, “no cumplen con la función de ser un estímulo, que permita el auxilio y el apoyo a los productores del campo”, agregó. 

En la Sagarpa, afirmó, se está haciendo una revisión de los programas, algunos de ellos cansados, como el Procampo, “estamos realizando una depuración y viendo qué es lo que podemos rescatar y cómo le cambiamos a este programa su esencia para hacerlo más que de subsidio, uno de estímulo y apoyo a la producción”. 

Mencionó que se ha encontrado que algunos predios beneficiados por Procampo, ahora son unidades del Infonavit, parques industriales e incluso campos de golf. “Eran antes parcelas pero nadie las da de baja; no hay una actitud de actualización permanente en el padrón y va quedando un rezago que estamos tratando de eliminar”, agregó. 

De igual modo, el funcionario aceptó que uno de los problemas a los que se enfrenta el productor es la comercialización. En el caso del maíz, agregó, “es patética la situación que se vive, mientras no haya una planeación de la oferta y demanda”. 

Precisó que para 2013, se tiene una partida de mil 950 millones de pesos a fin de atender las catástrofes provenientes del cambio climático. “Estamos buscando que efectivamente lleguen a los productores que sufrieron el desastre; que no se especule o lucre con la contingencia climática”.

Leer ms ...
Suscribirse a este canal RSS
Sábado, 21 Julio 2018
01:12:33