Menu
Su rumbo lo perfiló hace meses al dejar la bancada del PRD

Su rumbo lo perfiló hace meses al d…

Palestra / Rodrigo Ramón ...

Espías sin conflicto

Espías sin conflicto

ENTRESEMANA MOISÉS SÁNCH...

Ford va por China

Ford va por China

Columnaria  Juan Chávez ...

La Segunda vuelta solo arroja mayorías ficticias

La Segunda vuelta solo arroja mayor…

EL OBSERVADOR PARLAMENTAR...

Del Mazo con cuentas pendientes en Banobras

Del Mazo con cuentas pendientes en …

ACTA PÚBLICA Claudia Rod...

Lecciones del Pasado

Lecciones del Pasado

DE FRENTE Y DE PERFIL  R...

Con EPN, en el túnel de la física cuántica: lo que se ve no es

Con EPN, en el túnel de la física c…

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

Presidencialismo o transición

Presidencialismo o transición

La Costumbre del Poder *...

Moléculas de Planta Medicinal Eliminan Células de Cáncer de Mama

Moléculas de Planta Medicinal Elimi…

Un terpeno de la planta...

En la universidad más grande de América Latina se prolonga una ‘okupación’

En la universidad más grande de Amé…

KIRK SEMPLE 20 de junio d...

Prev Next
Jueves, 22 Junio 2017
11:22:39

Los artistas y el trabajo

Los artistas y el trabajo

José Dávalos* 

La imaginación es más rica que la lógica, así como el arte nos enseña más horizontes que los números.

 

El arte o la música, como casi toda actividad humana, tienen un lugar en el trabajo, en la prestación de un servicio personal subordinado de una persona física a otra persona física o  moral. Debido a las características particulares del arte o de la música, debido a sus peculiaridades, para comprenderlos mejor, tenemos que ver el Título Sexto de la Ley Federal del Trabajo que se ocupa de los trabajos especiales.

Se denominan trabajos especiales por sus características particulares, por ejemplo las particularidades del trabajo del médico residente, del futbolista, del profesor o investigador de una universidad pública y autónoma, del trabajador de los autotransportes, de los pilotos y sobrecargos del transporte aéreo, etcétera. La Ley prevé que cuando el trabajo especial no considere alguna cuestión específica se aplican las normas generales de la legislación. 

Son aplicables las disposiciones del capítulo XI de la Ley (artículo 304 y siguientes) a los trabajadores actores y a los músicos que actúan en teatros, cines, centros nocturnos o de variedades, circos, radio y televisión, salas de doblaje y grabación, o en cualquier local donde se trasmita o fotografíe la imagen del actor o del músico o se trasmita o quede grabada la voz o la música, cualquiera que sea el procedimiento que se use. 

Con esta disposición terminaron los contratos civiles de prestación de servicios profesionales, que encubrían la prestación de un trabajo personal subordinado desarrollado antes de la actuación, que consistía en prácticas o ensayos o la actuación misma. Contratos civiles que al excluir a los actores y músicos de las normas laborales, los sometían a relaciones jurídicas en donde se les consideraba en condiciones de igualdad con  los patrones, sin importar la debilidades de unos frente al poder de los otros.

No obstante haber pasado los artistas y los músicos a las normas del trabajo se les sigue tratando con grandes injusticias. De manera discreta manifiestan a sus gentes cercanas los salarios insuficientes, salarios de hambre a que se les somete; narran los esfuerzos y sacrificios que tienen que hacer para tener una presentación adecuada a su calidad laboral.La relación de trabajo de los artistas y músicos se puede establecer por tiempo determinado o indeterminado, para varias temporadas o para la celebración de una o varias funciones, representaciones o  actuaciones (artículo 305). 

Si se vence el término del contrato, no se puede prorrogar tácitamente la relación laboral, lo que constituye una excepción a la regla general. En cualquier trabajo, cuando termina la relación laboral, ejemplo, por tiempo determinado, si subsiste la materia del trabajo, permanece el contrato y la relación de trabajo y el trabajador no debe tener preocupación de que haya terminado el contrato que firmó. 

La jornada de trabajo se inicia desde que el actor o músico se encuentra a disposición del patrón para el maquillaje, los ensayos, pruebas, etcétera, hasta terminar la representación. 

El salario se puede pactar por unidad de tiempo, para una o varias temporadas, o para una o  varias funciones, representaciones o actuaciones. La Ley autoriza que a trabajo igual se asigne un salario diferente, en relación con la categoría de las funciones, representaciones o actuaciones, o la calidad de los actores y músicos. 

Cuando el trabajo sea fuera del domicilio habitual del trabajador actor o músico o en el extranjero, el empresario debe anticipar al trabajador cuando menos el 25 por ciento del salario y garantizarle los pasajes de ida y vuelta. En caso de viajes al extranjero se debe cumplir con lo dispuesto en el artículo 28 que se ocupa concretamente del trabajo en el extranjero.

El patrón está obligado a proporcionar a actores y músicos, camerinos cómodos, higiénicos y seguros, cuando la naturaleza del trabajo lo exija, tomando en cuenta la importancia y calidad del lugar en donde se preste el trabajo. 

Arte y música, destello de un gozo que no acaba.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

volver arriba

"Si no puede, sepárese del cargo", Rocío Nahle a Coldwell

Jueves, 22 Junio 2017
11:22:39