Menu
¿Cuál es la Diferencia Entre Enjuiciar a Lozoya y a "El Lunares"?

¿Cuál es la Diferencia Entre Enjuic…

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

Riña

Riña

Una Colorada (vale más qu...

Capturan en Venezuela a 14 integrantes del grupo paramilitar colombiano Los Rastrojos

Capturan en Venezuela a 14 integran…

Las autoridades de Venezu...

¿A Quién Creer, al INEGI o a los Otros Datos?

¿A Quién Creer, al INEGI o a los Ot…

La Costumbre del Poder ...

"Perdón por levantar la voz; para eso vine"…

"Perdón por levantar la voz; p…

Perfiles Políticos  Fran...

La Producción Industrial, en mínimos de diez años

La Producción Industrial, en mínimo…

LOS CAPITALES EDGAR GONZ...

Una Flecha de Obsidiana Cruzó la Meta.

Una Flecha de Obsidiana Cruzó la Me…

Diario Ejecutivo   21...

Policía Estatal de Chiapas Agrede a Padres y Madres de los 43 de Ayotzinapa

Policía Estatal de Chiapas Agrede a…

@Somoselmedio El Centro ...

Recuperan las Fiscalías de CdMx y Michoacán dos menores desaparecidas

Recuperan las Fiscalías de CdMx y M…

La Fiscalía General de ...

Prev Next
Lunes, 17 Febrero 2020
22:18:30

La cobranza de créditos vencidos, de mal en peor

Javier Ramírez

La industria de la cobranza en México se vale de todo para perseguir a los deudores de una cartera vencida multimillonaria: call center, telefonemas las 24 horas del día, cartas amenazantes, visitas que exigen pagar un crédito, maltratos y hostigamiento a los usuarios bancarios hasta llegar a la mentira con supuestos descuentos inexistentes.

 

Y decimos que la cartera vencida es millonaria, ya que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores revela que es de 102 mil 145 millones de pesos en diciembre de 2013.

La misma Asociación de Profesionales de la Cobranza (APCOB) considera su actividad como una industria que nace en octubre de 1996 para “dignificar y profesionalizarla”.

Los bancos, a través de los despachos de cobro como Atento, Geller, Recremex, Consorcio Jurídico de Cobranza Especializada, Servicios Legales, Bufet de Abogados y Asociados, Pasos Chávez, Milla y Asociados, Cetelem y Certec, entre otros muchos, convencen a los deudores de pagar su débito de manera aparentemente total o parcial, lo cual es falso, ya que el adeudo por los intereses se ha convertido en una bola de nieve.

Una mala costumbre de los despachos de cobranza es mentirle al deudor cuando le ofrecen un supuesto descuento de su débito para terminar de pagar su deuda, sin embargo, en los hechos esa quita se sigue reflejando en el buró de crédito, es decir, fue engañado y sigue debiendo al banco o a las tiendas departamentales.

La venta de la cartera vencida que llevan a cabo los bancos y las tiendas departamentales, es cuento de nunca acabar, pues, a pesar de que un despacho haya hecho algún convenio con el deudor, aquéllos vuelven a poner en manos de otros ese saldo para seguirle cobrando.

Las cosas andan tan mal en la cobranza que cuando un deudor se da cuenta de que ha sido engañado y recurre al banco para ver por qué no le respeta su convenio finiquito, el banco con la mano en cintura le hace saber al deudor que con quien debe de tratar esa situación es con ellos y con nadie más.  

En la mayoría de los despachos de cobranza se resisten a dar la supuesta “carta finiquito” o carta convenio a los endeudados, cuando éstos llegan a un acuerdo con esas instancias. Los documentos referidos sirven al particular para comprobar los pagos realizados ante los bufetes.    

Integrante de la Comisión de Hacienda en la Cámara de Diputados, el legislador Guillermo Sánchez Torres opina que los despachos de cobranza hacen su trabajo y los usuarios se defienden también.

Con las enmiendas a las leyes financiera, dice, se regula el cobro de comisiones, regula el trato banco y particulares, y se le da un poco de más de carnita a la Condusef para fallar en aquellos casos en donde hay agiotismo.

Al afirmar que “se lee en los medios que el número de deudores se ha incrementado”, explica que “todos los días el Banco de México pone a subasta un número determinado de millones a un interés del 2 por ciento anual, y los bancos los toman y es la lana que prestan con el 40 y 50 por ciento anualizado, es un negocio redondo.

“No les interesa invertir (a los bancos), les interesa que todo mundo tenga sus diez tarjetas de crédito para que paguen intereses altísimos. Si a ti te prestan 100 mil pesos, te dicen que la tasa del famoso cobro es del 40, pero si no pagas en un mes  se va al 60 y si no pagas el otro mes se va como al 70, se vuelve incobrable, sobre todo en cantidades grandes, y es el negocio real de los bancos de los últimos años”.

En relación al por qué se endeudan los particulares, el diputado federal considera que “el poder adquisitivo no alcanza, la gente tiene necesidad de comer, de mandar a la escuela a sus hijos, y los bancos les vale y prestan. Si tú tienes algo de solvencia en el banco te llegan diez a quince tarjetas, no les interesa si las puedes o no pagar, al fin que después papá gobierno los rescata”

Opina que hace falta que los bancos “aprieten su política de préstamo y que realmente se dediquen a lo que es una banca de desarrollo, sí hace falta más regulación, que los usuarios puedan pagar y no caigan en cartera vencida, es un muy grande la cartera vencida, y puede que en uno o dos años colapse de nuevo el sistema bancario mexicano”.

Por su parte, al senador Mario Delgado le “preocupa el derecho de los consumidores, y la Condusef ha venido haciendo un buen trabajo en relación a todos los abusos que se cometen por parte de los bancos, todas las quejas respecto a tarjetas de crédito o uso indebido de fondos que pueden llegar a garantizar que los usuarios de la banca no sufran de alguna pérdida de su patrimonio por una causa injusta”.

Afirma que “la industria de la cobranza ya tiene algunos excesos, el caso por ejemplo de la utilización del call center, de la utilización de los particulares que a veces caen en prácticas que hostigan a la ciudadanía. Creo que debemos de ser muy cuidados entre un esquema que garantice la cobranza, la recuperación de deudas, pero también respetar a los deudores”.

A partir de la reforma financiera, añade el también integrante de la Comisión de Hacienda y Crédito Público en el Senado de la República, “la Condusef tiene mayores elementos para defender a los usuarios de la banca, y veo un desarrollo muy positivo en esa institución; si vemos el número de quejas atendidas y el porcentaje en los cuales de manera exitosa se hace la queja a los bancos, lo cual hay que destacar por parte de la Condusef”.

Detalla que “los bancos dan la cartera a los bufet de cobranza para mejorar su  balance y cumplir con los requerimientos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, y a veces hacen renegociaciones ficticias para decir que una cartera que ya estaba incobrable, hubo una renegociación y por lo tanto tiene una calificación muy buena, y hay veces también que se utiliza o vende esta cartera vendida a despachos que se dedican a la cobranza y que luego tiene un trato indeseable contra los deudores”.

 

Recuadro

Los despachos de cobranzas presumen de su código de ética, sin embargo, casi todo lo incumplen:

Artículo primero.— Identificarse plenamente al momento de realizar la cobranza o bien, al corroborar u obtener información sobre la localización del deudor. No se realizará requerimiento de pago con menores de edad o personas de tercera edad. Artículo segundo.— Cobrar una deuda es un derecho legítimo, como es también el respeto mutuo a la dignidad entre deudores, acreedores y sus representantes. Artículo tercero.— No establecer contacto con los deudores en horarios y lugares que resulten inadecuados para el cobro. Se consideran adecuadas las comunicaciones que ocurren a partir de las 6 am hasta las 11 pm hora local del domicilio del deudor. Artículo cuarto.— En el ejercicio del derecho al cobro, se evitará hacer uso de lenguaje obsceno o de palabras altisonantes al establecer comunicación con el deudor, sus familiares, amigos o compañeros de trabajo. Las comunicaciones telefónicas deberán hacerse con la finalidad de negociar el pago de las deudas y no con la intención de molestar o amenazar a los deudores o a las personas que tiendan dicha llamada.     

El Dato… Anualmente, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recibe 35 mil 675 quejas en contra de empresas de cobranza

volver arriba
Lunes, 17 Febrero 2020
22:18:30