Menu
¿Contrarreforma Regulatoria?

¿Contrarreforma Regulatoria?

Ernesto Piedrasep...

2017 será el año del CRM disruptivo: 6 elementos clave que definirán el mercado

2017 será el año del CRM disruptivo…

Larry Augustin, CEO de Su...

Aguirre: boom inmobiliario pone en peligro dotación de agua en CDMX

Aguirre: boom inmobiliario pone en …

De la Ciudad  Guillermo ...

Burbujas inflacionarias terminarán a finales de año: Carstens

Burbujas inflacionarias terminarán …

Reconoce que los incremen...

¿Podrá gobernar el próximo presidente?

¿Podrá gobernar el próximo presiden…

La Costumbre del Poder *...

La democracia envejeció

La democracia envejeció

Columnaria Juan Chávez  ...

De sueños e impunidades

De sueños e impunidades

ENTRESEMANA MOISÉS SÁNCH...

Indispensable aprobar el marco jurídico para el fortalecimiento de la policía en todo el país

Indispensable aprobar el marco jurí…

Javier Bárcenas   Diput...

Sea lo que fuere, el gobierno no tiene control de quienes se consideran elegibles para el próximo año

Sea lo que fuere, el gobierno no ti…

Heriberto Velasco Castañe...

Prev Next

scT2015

Viernes, 24 Marzo 2017
07:12:55

Las desgracias de este pestilente tugurio

Las desgracias de este pestilente tugurio

Francisco Gómez Maza

Análisis a Fondo

  • Diabólica madriza a Blanquita que tendrá un mes con cuello duro 
  • Le rompieron las cervicales, por diez pesos y dónde está Mancera

Hace unos días asaltaron a mi enfermera. Le robaron todo el capital que traía en el monedero – diez valiosísimos, para ella, pesitos y todas las chacharitas que toda mujer lleva en el bolso, labial, polvito para los cachetes, etc., éste bolso no de ocho mil pesos, como acostumbran comprarse las señoras que navegan con bandera de ricachonas, sino de plástico y un costo estratosférico de cien pesos, pero lo que más le dolió fue que le quitaron un relojito muy lindo que yo le regalé, de esos que los diputados le obsequian a los reporteros en la Cámara, dizque para ganárselos. Y ¡el celular!

 

Hasta ahí todo iba bien. Un profesional roba hasta ahí. Pero hete aquí que el ladrón la golpeó con saña, a la vista de la gente que utiliza el transporte público y en las narices de policías que no metieron las manos para defenderla, dando la impresión de que al que estaban cuidando era al ladrón para que tuviera un gran éxito en su hazaña contra una mujer del pueblo, que no tiene nada en el bolso. Y le dieron una tranquiza horrible, con saña, con odio, tanto que le rompieron las vértebras cervicales y ahora tiene un cuello para sostener su nuca. Y no va a venir a trabajar durante un mes, según le ordenó el doctor.

No sé qué nos pasa en este mundo en donde el hombre es lobo del hombre. Y nadie mete las manos para defender al hombre atacado por el otro hombre lobo. Diariamente ocurre lo mismo. Lo peor de todo no son los madrazos de muerte que un hombre lobo le receta a una mujer pobre. Lo peor son los madrazos del hambre que provocan los políticos gobernantes, que pretenden lavar su conciencia con pendejas cruzadas contra el  hambre que a los únicos que, no les quita el hambre, sino que les da para darse comilonas deliciosas y los enriquece a lo bestia es con el comercium carnalem, no de carne de meretriz, sino carne de res, de cerdo o de pollo,

En qué país vivimos, diría el abogado latino Cicero Ciceronis, cuando Catilina estaba conspirando contra el imperio romano. Tantos Catilinas que circulan, deambulan, desde el barrio o el callejón más peligroso, más mortal, hasta la casa Presidencial. Ya no podemos vivir tranquilos.

Y este sábado fue el más dia-bólico que me ha tocado vivir en este mundo. Para empezar yo tengo que usar transporte público. Me subí al trolebús para ir al centro de la ciudad, concretamente a la farmacia París, y de repente tuve necesidad de hacer un telefonema y qué cree, que mi móvil no estaba en ninguna bolsa ni bolsillo de mi pantalón y de mi abrigo. Se chingaron mi celular y como nadie de los míos lo sabía empezó a preocuparse por mí. Es la inseguridad que provocan las autoridades encabezadas por el ternurita del millonario de Miguel Ángel Mancera, que no parece que es: policía. ¿O es cómplice de la delincuencia?

Sólo llevaba la tarjeta de débito para pagar los medicamentos en la  farmacia París. Necesitaba unas hipodérmicas para inyectarme dos veces al día una dosis de insulina humana. Y otros chunches clínicos, algunos jabones Palmolive, de color oliva, que me sirven para lavar ropa porque quitan muy bien las manchas, No había señal y una cola con de 500 gentes frente a la caja registradora. No se podía pagar con tarjeta sino sólo en efectivo. Y mi efectivo en la billetera eran 50 pesitos, Tuve que ir a dar un largo paseo por esas benditas calles de ese gran tugurio llamado centro de la ciudad, No había bancos porque era sábado, pero tampoco había cajeros automáticos. Me tardé como dos horas buscando un cajero, hasta que encontré uno que no era de mi banco y después de una fila de diez personas pude sacar el dinero para pagar en la farmacia. Pero le dije a mi acompañante: mejor vamos a comer – eran ya como las cinco de la tarde – y luego vamos por los medicamentos. Así lo hicimos. Después del sufrimiento tan terrible - a mí me dolía hasta el alma por las contracturas que me provoca la Columba vertebral, logramos salir de ese mancerista infierno. Tomemos un taxi le dije a Iv, Ya no me soporto ni a mí mismo, menos a Mancera y todavía menos a Julián Andrade, el incomunicador – qué bueno – del suspirante a la presidencia de la república,

En el camino le hablé a mi otra enfermera. Oiga, ayúdeme. Inyécteme ahorita que llegue porque si no voy a romper todo lo que encuentre a mi paso. Y así fue otro día en la vida de Francisco. Quien controlaba mis diabólicas emociones era IV. Generalmente es un día en este inmenso tugurio en que los gobernantes del PRD han convertido  a la Ciudad de México. Y todo empezó con Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y siguió con doña Chayo Robles, López Obrador, Marcelo y Mancera. Curioso, pero los tres últimos jefes de gobierno de esta maldecida ciudad son policías, no sé si policletos o cuidadores de ladrones que asaltan mujeres indefensas.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.analisisafondo.com

@AFDiario

@analisisafondo

volver arriba

"Si no puede, sepárese del cargo", Rocío Nahle a Coldwell

Viernes, 24 Marzo 2017
07:12:54