Menu
También somos una sociedad fallida

También somos una sociedad fallida

ACTA PÚBLICA Claudia Rod...

No saben que los ayuntamientos indígenas lo que los mueve es la lana

No saben que los ayuntamientos indí…

Heriberto Velasco Castañe...

Un árbol que da moras…

Un árbol que da moras…

Así respondió el cacique ...

Reconoce PRD en ALDF agresión vial a vecinos de Iztacalco

Reconoce PRD en ALDF agresión vial …

“Ciudad sin Ley”; caos ...

Las Promesas del PRI

Las Promesas del PRI

DE FRENTE Y DE PERFIL  R...

Profiere Sedesol construir una nueva política social

Profiere Sedesol construir una nuev…

Alentar la coordinación...

Extirpar el maligno peñanietismo, impostergable

Extirpar el maligno peñanietismo, i…

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

¿Es AMLO la respuesta?

¿Es AMLO la respuesta?

La Costumbre del Poder *...

Prev Next

scT2015

Jueves, 23 Febrero 2017
16:47:33

Trump voltea bandera

Trump voltea bandera

Columnaria

Juan Chávez 

Ahora,  el rijoso de las “órdenes ejecutivas” anuncia que retira su apelación ante la Corte Suprema de Estados Unidos y que dará vida a una “nueva” que no sea “inconstitucional” para afirmar la caprichosa voluntad que tiene empeñada en la deportación de latinos, principalmente mexicanos.

 

Y por primera vez, saca “su”  corazón a relucir.

Alega que contra los “dreamers” obrará con la mano “en el corazón”.

¿Quién le cree?

Daniel Ramírez Mejía, un mexicano de 23 años que llegó a tierras estadounidenses cuando tenía 7, se encuentra arrestado en proceso de deportación.

Es un dreamer con permiso   de trabajo que fue arrestado junto con su papá cerca de Seattle  y que el departamento de Justicia, por un tatuaje en su brazo, califica de  “pandillero”.

En tanto, la comunidad latina truena contra la política migratoria de Trump: este jueves no asistió a sus trabajos  en Washington DC, Maryland, Nueva York, Miami, Dallas y Virginia.

La comunidad hispana prepara un paro nacional en toda la Unión Americana para el próximo primero de mayo. Va ir mucho más allá de “Un día sin inmigrantes”.

“Este país no es lo que es sino fuera por los latinos”, sostiene Casa Maryland.

Es más: esta comunidad latina de defensa de los inmigrantes  estima que “sin nosotros este país (EU) no funciona”.

Trump no es que esté volteando bandera. Lo que pasa es que al demandar del New York Times que se disculpara por publicar filtraciones mentirosas (el caso de Rusia y el renunciado secretario de Seguridad), sí, en efecto, cambia pues en campaña estuvo de acuerdo y hasta las aplaudió.

Extraña de todas formas, el retiro de su apelación jurídica luego de recibir dos palos de instancias judiciales menores contra el veto migratorio a siete países de población musulmana mayoritaria.

La población latina comenzó su campaña “Un día sin latinos”.

No asistió este jueves a sus empleos y los negocios propiedad de hispanos, cerraron sus puertas. Los estudiantes, de cualquier nivel, no asistieron a sus aulas. Los restoranes fueron cerrados.

La protesta crece. Se está convirtiendo en una ola que pegará directamente a los consumidores estadounidenses.

Se le va a voltear a Trump  el chirrión por el palito.

La presión de ilegales que  van tras el “sueño americano” sigue inflando la bomba.

Tuxtla Gutiérrez, desde el 2015 convertida en la nueva ruta de migrantes centroamericanos, reporta la multitudinaria llegada de ellos desde  que en  Arriaga, en la misma entidad chiapaneca, ya no se les facilita viajar en el lomo de la “Bestia”, el tren en el que se rifaban el físico para penetrar   al norte del país.

Y no hay forma de detener esa ola humana que abandona principalmente Guatemala, El Salvador y Panamá en busca de trabajo  y mejor vida.

Habría que buscar una solución global, aunque el inquilino de la Casa Blanca insista en su gobierno proteccionista enterrar la globalidad.

La migración, desde los tiempos que se pierden en la historia, existe. El país de Trump fue construido por inmigrantes, aparte de que a México le mochó la mitad de su territorio tras la invasión norteamericana al territorio nacional, que concluyó en 1848 con el Tratado de Guadalupe. 

volver arriba

"Si no puede, sepárese del cargo", Rocío Nahle a Coldwell

Jueves, 23 Febrero 2017
16:47:32