Menu
La cooperativa de prostitutas que busca combatir la explotación

La cooperativa de prostitutas que b…

GISELA WILLIAMS 17 de ago...

Dolor y solidaridad en Barcelona

Dolor y solidaridad en Barcelona

JORGE CARRIÓN 17 de agost...

La muerte de la Nación, a manos de sus peores hijos: los peñistas

La muerte de la Nación, a manos de …

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

Terrorismo y eclipse

Terrorismo y eclipse

Columnaria Juan Chávez  ...

La evolución de la vivienda en México, en cuatro capítulos

La evolución de la vivienda en Méxi…

PRESENTA FOVISSSTE LIBRO ...

Si quieren, pues que paguen; es lo justo ¿no?

Si quieren, pues que paguen; es lo …

Diario Ejecutivo Nanap...

El arte es una forma de sortear la vida: Peñalta

El arte es una forma de sortear la …

●        24 de agosto ina...

Hablando de Mujeres

Hablando de Mujeres

DE FRENTE Y DE PERFIL  R...

Cumplirá FOVISSSTE las Metas Programadas para Este Año

Cumplirá FOVISSSTE las Metas Progra…

FOVISSSTE HA ATENDIDO 90 ...

Invita CNC a Peña Nieto a su 79° Congreso Nacional en Zacatecas

Invita CNC a Peña Nieto a su 79° Co…

Participarán más de 10 ...

Prev Next
Jueves, 17 Agosto 2017
23:57:18

¿Existió el homo priista?

¿Existió el homo priista?

LA COSTUMBRE DEL PODER 

Gregorio Ortega Molina

  12 de agosto 2017 

 

 

*Se crearon instituciones, se modeló y remodeló la educación pública para que los mexicanos nos formáramos profesionalmente con el respaldo de nuestra propia historia, cultura y mitos fundacionales, y adquiriéramos ese sentido de pertenencia que hoy brilla en el mundo
 
Entre algunos millones de mexicanos pertenecer al PRI fue un pendón. Desde el partido se ensanchaba la posibilidad de servir a la comunidad, al municipio, al estado, al país. Era una manera de insertarse en la historia patria.
En el quehacer político, en las tareas de la administración pública, en los cargos desempeñados en las empresas del Estado, estuvo la puerta de la movilidad social. Hubo un equilibrio, pero los “arribistas” lo distorsionaron, hasta que el proyecto de la Revolución para hacer de México un país distinto al heredado del porfirismo y las luchas entre los caudillos, se pudrió.
 

     También hubo destellos, se crearon instituciones, se modeló y remodeló la educación pública para que los mexicanos nos formáramos profesionalmente con el respaldo de nuestra propia historia, cultura y mitos fundacionales, y adquiriéramos ese sentido de pertenencia que hoy brilla en el mundo en los concursos internacionales de matemáticas, robótica, o a través de la cocina, que es motivo de orgullo y destello de lo mexicano, salvo el fútbol de competencia mundial.

Existió el milagro mexicano, se fundaron instituciones insustituibles, la UNAM y el POLI funcionaron como abrevadero de lo que fue la función pública.

Sin embargo, desde el salón oval vieron con recelo lo que parecía ser la eclosión de un país atrasado en otro en vías de desarrollo y con paso firme encaminarse al Primer Mundo, sin regalar sus riquezas no renovables. Vendiéndolas, industrializándolas, sí.
La ideología era clara y sencilla. Sólo una diferencia con los mexicanos creyentes, católicos, practicantes. El Estado mexicano fue laico, y hubo separación Iglesia-Estado.
Estaba claro, al menos para Emilio Uranga y los estudiosos de lo mexicano: “La autognosis del mexicano expresa la índole reflexiva del mexicano. No queremos solo vivir, sino saber, si es posible simultáneamente, lo que vivimos comprenderlo. La reflexión es un intento de recuperación del ser que la acción irreflexiva dispersa y divide. La reflexión no es el intento de enmendarle la plana a la acción, sino el esfuerzo por lanzarse a ella plenamente conscientes de nuestras finalidades”.
Pero hoy parecen, nuestros dirigentes, no tomar lo anterior en cuenta, porque lo que se persigue no son nuestras finalidades, sino las del Imperio. Pareciera que actúan a tontas y a locas, pero no hay tal. Tienen un proyecto definido, que no es el mexicano, y mucho menos el del <<homo>> priista, hoy especie en extinción.
Para comprenderlo hay que recurrir a la sapiencia del renacimiento, cuando Michel de Montaigne advirtió: “… ese hermoso dicho con el que se encubre la ambición y la avaricia: que no hemos nacido para la privado sino para lo público, remitámonos a los que están en el cotarro, y que rebusquen en su conciencia a ver si por el contrario no persiguen las dignidades, los cargos y todo ese ajetreo del mundo, más bien para sacar derecho privado de lo público”, pues en eso consistió la alternancia.
volver arriba

Cuando un idiota entrevista al maestro Alejandro Jodorowsky

PEÑA NIETO DIFUNDE VIDEO CON JULION ALV

Jueves, 17 Agosto 2017
23:57:18