Menu
China reacciona con molestia por sanciones de EU a Corea del Norte

China reacciona con molestia por sa…

Estados Unidos dijo que i...

Panorámica de la “musique” francesa

Panorámica de la “musique” francesa

Glen Rodrigo Magaña Viaj...

Graue Wiechers convoca a universitarios a cerrar filas contra la violencia que “indigna y lastima” a la UNAM

Graue Wiechers convoca a universita…

El rector Enrique Graue W...

¿Se acerca el ocaso político de Manlio Fabio Beltrones?

¿Se acerca el ocaso político de Man…

Por AZAM AHMED 23 de ...

Habrá un  nuevo tiempo mexicano

Habrá un nuevo tiempo mexicano

Libros de ayer y hoy Ter...

Se desfonda el PRD; hacen “fuchi” a Anaya y Barrales

Se desfonda el PRD; hacen “fuchi” a…

De la Ciudad  Guillermo ...

De la Cartilla Moral de Alfonso Reyes, al plagio de AMLO

De la Cartilla Moral de Alfonso Rey…

La Costumbre del Poder *...

El Satanizado Gómez Urrutia

El Satanizado Gómez Urrutia

La feroz andanada de ataq...

Telecomunicaciones Móviles al 4T-2017: Ingresos, Líneas y ARPU

Telecomunicaciones Móviles al 4T-20…

Ernesto Piedras | Carlos ...

Prev Next
Sábado, 24 Febrero 2018
23:49:55

Ni Meade ni Mikel

Ni Meade ni Mikel

Juan Chávez

A 36 días de precampaña, crece el rumor de que José Antonio Meade no será el candidato del PRI a la Presidencia.

 

Los rumores, en esa dirección, crecen.

Lo insinuó AMLO hace tres semanas y luego Ricardo Anaya, que acaba de enfundarse el chaleco amarillo del PRD para amarrar la coalición de México al frente que con el sol azteca integran PAN y MC, también señaló que “Meade no prende” y que seguro “lo van a cambiar”.

El hecho sustantivo es que al interior del partido del presidente Peña Nieto se piensa seriamente en tal posibilidad.

Además, la crítica de los que hacen opinión política tienen también puesta la vista en la pobre precampaña que el no priista lleva a cabo.

A estas alturas del año –18 de enero—Meade difunde todavía por televisión y radio su mensaje de “feliz año nuevo”.

Además de no ser político, Meade está enseñando escasez de imaginación para promoverse en la contienda electoral donde ha sido incapaz de entrarle a los guamazos y golpear a López y Anaya, como ellos lo están poniendo como Dios a Cristo.

Y ha tenido que valerse del ex priista y ahora ex panista Javier Alarcón para entrarle a las descalificaciones.

En otras palabras, Meade no siente al PRI.

O como el experto en cuestiones político electorales, Antonio Novalón acaba de escribir para El País de España: El priista “que no lo era” no ha podido convencerse así mismo que está jugando por la candidatura presidencial.

“Ser o no ser”, le tira a Meade para que se defina y haga lo que tiene que hacer para convencer.

Pero, como ya hemos apuntado nosotros, Meade piensa que está en un aula impartiendo cátedra o dando una conferencia magistral.

No sabe todavía que está en una abierta campaña electoral. Un ring, donde hay que responder a los golpes. Él parece estar en el gimnasio, calentándose todavía tirándo sus jabs a la pera.

Y Mikel Arriola, que la juega por la candidatura a jefe de gobierno de la ciudad, tampoco puede “pegar su chicle”.

Piensa que jugando un partido de jaialai ya la hizo. Ese deporte es cien por ciento elitista. En el país no hay más cancha que el Frontón México para jugarlo. ¿Piensa que así está con la gente?

A Mikel, ahora que Alejandra Barrales ha ganado la candidatura del PRD, le va a resultar en chino ganar adeptos.

Puestas sobre la mesa tales circunstancias, ¿qué hará el PRI?

El PRI pasa por el peor momento de su imagen política y los cuadros a su interior y los organismos horizontales que le son afines, se hallan hondamente preocupados porque sus candidatos “no la hacen”.

Vamos, los precandidatos-candidatos ni siquiera son capaces de salir en defensa de su jefe Peña Nieto que está siendo seriamente cuestionado y atacado por Anaya y López. Ya quedó para el anecdotario político, la receta que AMLO recomendó al Presidente “para que se calme”: Que tome “Amlodipino” para combatir su hipertensión y como tratamiento a sobresaltos del corazón.

Ese fármaco, por cierto, tiene un precio de $ 389.00.

Al PRI, si la sustitución de Meade pasa del rumor al campo de los hechos, le quedará Aurelio Nuño pero… puede pensarse en algo insólito: Que se sume al frente que forjaron Anaya y Barrales, apoyando al panista.

¿De qué otra forma se frenaría a López que sigue arriba en las preferencias electorales?

volver arriba
Sábado, 24 Febrero 2018
23:49:55