Menu
Graue Wiechers convoca a universitarios a cerrar filas contra la violencia que “indigna y lastima” a la UNAM

Graue Wiechers convoca a universita…

El rector Enrique Graue W...

¿Se acerca el ocaso político de Manlio Fabio Beltrones?

¿Se acerca el ocaso político de Man…

Por AZAM AHMED 23 de ...

Habrá un  nuevo tiempo mexicano

Habrá un nuevo tiempo mexicano

Libros de ayer y hoy Ter...

Se desfonda el PRD; hacen “fuchi” a Anaya y Barrales

Se desfonda el PRD; hacen “fuchi” a…

De la Ciudad  Guillermo ...

De la Cartilla Moral de Alfonso Reyes, al plagio de AMLO

De la Cartilla Moral de Alfonso Rey…

La Costumbre del Poder *...

El Satanizado Gómez Urrutia

El Satanizado Gómez Urrutia

La feroz andanada de ataq...

Telecomunicaciones Móviles al 4T-2017: Ingresos, Líneas y ARPU

Telecomunicaciones Móviles al 4T-20…

Ernesto Piedras | Carlos ...

"Ataques a Anaya podrían ser porque está creciendo": Jorge Gerez

"Ataques a Anaya podrían ser p…

El creador del “Branding ...

¿Qué tan preparado estás ante un posible sismo?

¿Qué tan preparado estás ante un po…

MARINA FRANCO 22 de f...

¿Qué tan preparado estás ante un posible sismo?

¿Qué tan preparado estás ante un po…

MARINA FRANCO 22 de f...

Prev Next
Sábado, 24 Febrero 2018
18:09:18

Osorio Chong, ¿a quién sirvió?

Osorio Chong, ¿a quién sirvió?

La Costumbre del Poder

*Lo único cierto es que los fosas clandestinas son las pruebas inocultables de cómo intentaron preservar la seguridad interior; desconocemos si con los malos se fueron unos o muchos buenos a los sepulcros blanqueados de los derechos humanos 

 

Gregorio Ortega Molina 

Nada más elocuente que las fotografías de Miguel Ángel Osorio Chong y José Antonio Meade durante la visita del precandidato priista a Hidalgo. El rostro del ex secretario de Gobernación desmiente todas las versiones sobre su conformidad con lo ocurrido a su destino. Para contentarlo lo colocaron en el primer lugar de las listas.

Imágenes integradas 2     

El gesto del rostro deja abierta la puerta de su razón, de su alma. El talante es de un político frustrado con él mismo por creerse lo que le vendieron como futuro, y por la necesidad de plegarse a las necesidades del poder, por aquello de los expedientes abiertos, los saldos del quehacer del oficio del ministro del Interior, y la necesaria impunidad por lo que se hizo al servicio del Estado, y quizá de él mismo. Únicamente Osorio Chong y EPN lo saben.

     El estado de postración en que los barones de la droga y otras vertientes del crimen organizado tienen a la República y sus instituciones, muchas de ellas vejadas por quienes debieran administrarlas y mantenerlas incólumes, son muestra irrecusable de la gestión del señor Miguel Ángel Osorio Chong, pues él fue cabeza de esa seguridad interior que ha de preservar la integridad del Estado por sobre la justicia, pues para eso la Ley existe, por sobre los derechos humanos de los victimarios, acostumbrados a la compra de impunidad y a manejarse por la libre, lo mismo disfrazados de policías comunitarios, de autodefensas, de Ministerio Público y policías constitucionalmente ordenadas, que actuando abiertamente y sin complejos como sicarios, narcotraficantes y empresarios corruptores.

     Los modos con los que administró el estado de Hidalgo durante su gobierno, muestran que sabe a la perfección qué sí y qué no puede hacerse para honrar el mandato constitucional, así como dejar claramente establecido que la delincuencia probada, la que mata o secuestra o ejecuta o extorsiona o todo junto, no puede ya ser tolerada, porque el riesgo para ambos bandos: la ley versus la mafia, el riesgo es morir matando, para defender las garantías y los derechos constitucionales de los hombres de paz, a los que es necesario desearles buena voluntad para poner punto final a tanta impunidad.

Imágenes integradas 3     Quizá leyendo a Michel de Montaigne aprendan que “vergonzosos y falsos son la mayoría de los acuerdos de las querellas de hoy; no tratamos sino de salvar las apariencias y mientras traicionamos y ocultamos nuestras verdaderas intenciones. Encubrimos la realidad; sabemos cómo lo hemos dicho y en qué sentido… Contradecimos nuestro pensamiento a costa de nuestra franqueza… Nos desmentimos a nosotros mismos para salvar un mentís que hemos dado”.

     Lo único cierto es que los fosas clandestinas son las pruebas inocultables de cómo preservaron la seguridad interior; desconocemos si con los malos se fueron unos o muchos buenos a los sepulcros blanqueados de los derechos humanos.

www.facebook.com/ortegamolina.gregorio y www.gregorioortega.blog

Modificado por última vez enJueves, 01 Febrero 2018 11:40
volver arriba
Sábado, 24 Febrero 2018
18:09:18