Menu
La Violencia Verbal, Responsabilidad del INE

La Violencia Verbal, Responsabilida…

Libros de ayer y hoy  Te...

Desacato pesa sobre legisladores

Desacato pesa sobre legisladores

Juan Chávez Pasado el ar...

Masacre nacional

Masacre nacional

ACTA PÚBLICA Claudia Rod...

El domingo inician campaña 3,000 candidatos a diputados y alcaldes

El domingo inician campaña 3,000 ca…

El 29 de abril, 3,128 can...

Meade demuestra su desinterés al campo

Meade demuestra su desinterés al ca…

Diario Ejecutivo   En...

De tres bandas: Que el Plan B del PRI es Castañeda; el C, Margarita

De tres bandas: Que el Plan B del P…

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

Democracia, consignas y espectáculo

Democracia, consignas y espectáculo

Utopía  Eduardo Ibarra A...

El Suertudo de Chanito

El Suertudo de Chanito

DE FRENTE Y DE PERFIL  R...

Los cuatro fantásticos Vs. ya saben quién

Los cuatro fantásticos Vs. ya saben…

Puntos Cardinales 23-4-18...

2018: hipocresía y desinformación III/V

2018: hipocresía y desinformación I…

La Costumbre del Poder *...

Prev Next

A qué le tiran los Independientes

A qué le tiran los Independientes

DIARIO LEGISLATIVO 

Pedro Jiménez Rodríguez 

Han arreciado en los últimos días sus apariciones, en lugares públicos, los aspirantes presidenciales, Armando Ríos Piter, Margarita Zavala y Jaime Rodríguez, aun cuando todavía no les da luz verde el Instituto Nacional Electoral (INE), a estos tres candidatos independientes que presuntamente entregaron en tiempo y forma, más de un millón de firmas cada uno, suficientes para obtener su registro para la contienda presidencial del 1 de julio.

 

Los tres se han reunido por parejas, es decir El Jaguar con El Bronco y El Jaguar con Margarita, buscando llegar, a lo parece imposible, un acuerdo para presentar una candidatura única. No cabe duda que los tres son ilusos redomados, pues, aunque saben que no tienen ninguna posibilidad de competir con posibilidades de triunfo por la silla grande, siguen insistiendo en su intento por aparecer en la boleta*** La verdad es que de los tres no se pueden hacer uno para que entre a la contienda con una mínima posibilidad de ganar, en primera porque los tres tienen su propio ego y se sienten particularmente el mejor, pero aunque lograrán ponerse de acuerdo, ni yendo los tres en uno pueden derrotar a los tres mastodontes que tienen enfrente*** Y es que, mire, hace tiempo el folclórico gobernador de Tlaxcala. Tulio Hernández Gómez, en una entrevista banquetera, expreso una gran verdad: “Las elecciones ya no se pueden ganar como antes, con saliva y pulque”. Claro que no, actualmente para ganar una elección hay que tener mucho dinero para hacer campaña, pagar colaboradores de todo tipo, publicitarse y hasta para la compra de votos, a través de despensas, materiales para construcción y apoyos a los desvalidos. En esas condiciones, tal vez Margarita Zavala podría echar mano de unos cuantos millones de pesos, igual que podría hacer Jaime Rodríguez, pero nunca se podran comparar con todo lo que aportan los partidos políticos que apoyan a Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade y Ricardo Anaya, quienes además cuentan con un sólido capital económico, para financiar muchas cosas*** Es difícil entender las razones por las que entran a la lucha por la silla estos tres independientes, aunque tal vez la única razón válida es que quedará en su curricular el antecedente de que “algún día” fueron candidatos a la presidencia de la República, al fin que para esos menesteres no existe la obligatoriedad de detallar en qué lugar quedaron o cuantos mexicanos votaron por cada uno de ellos. Y la otra es que tal vez con su participación podrían quedar con chamba por los próximos seis años, si es le caen bien al ganador de la contienda. El tiempo lo dirá*** Por cierto, si algo le faltaba al presidente Enrique Peña Nieto y a su candidato presidencial José Antonio Meade, para completar el cuadro negativo que cargan, ya está aquí con la revelación de que la Secretaría encargada de reducir los índices de pobreza y desigualdad, la Sedesol, es un nido de corrupción. La responsable de los desvíos fue nada menos que Rosario Robles, la izquierdista que ya había dado muestras de saber tejer redes de corrupción, pero con alguna gracia convenció a Peña Nieto para que la incluyera en su gabinete. Dirán que el Presidente no puede responder por todos sus colaboradores, pero si es responsable de lo que hacen con los dineros públicos sus secretarios de gabinete. Tal vez por eso Meade ya empezó a deslindarse y anuncia que él si va a combatir a fondo la corrupción y que barrera las escaleras de arriba para abajo. Y más le vale que le crean los mexicanos que ya están hasta la madre de mantener tantas ratas de dos patas.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

volver arriba
Miércoles, 25 Abril 2018
11:05:29