Menu
Quieren robarse la elección en Veracruz, pero no podrán, dice AMLO

Quieren robarse la elección en Vera…

No podrán robar la elecci...

Debía ser un estudio imparcial sobre el consumo de alcohol; querían titularlo “¡Salud!”

Debía ser un estudio imparcial sobr…

RONI CARYN RABIN 22 de ju...

Virgilio Caballero Pedraza

Virgilio Caballero Pedraza

Apasionados por la comuni...

Voto Simple ante el Barroquismo del INE

Voto Simple ante el Barroquismo del…

Libros de ayer y hoy Ter...

Contraloría suspende al director regional sur de Sedeso por despensas almacenadas en un camión

Contraloría suspende al director re…

La Contraloría General de...

Obras Ilegales del PAN en la Benito Juárez

Obras Ilegales del PAN en la Benito…

AKABANI SUPERVISA OBRAS I...

Candidato del PAN en Yucatán Miente a los Ciudadanos: Morena

Candidato del PAN en Yucatán Miente…

Ciudad de México.- El dip...

La Encuesta de De las Heras muestra que AMLO tendría entre 25 y 26 millones de votante

La Encuesta de De las Heras muestra…

    Andrés Manuel López...

Ya Comienzan en el Gobierno Federal a Pensar en la Entrega a la "Próxima Administración"

Ya Comienzan en el Gobierno Federal…

  ENTREGARÁ ISSSTE CON T...

Cordova Lamenta la Violencia, Pero Dice que las Elecciones no Están en Riesgo

Cordova Lamenta la Violencia, Pero …

@serpercas200 El conseje...

Prev Next

Meade tras el segundo lugar

Meade tras el segundo lugar

Juan Chávez

El tercero y último debate presidencial  va a patinar.

Meade y Anaya se encargarán de ello,  y López, desde barrera de primera fila, verá los madrazos verbales que se lanzan sus contrincantes. Igual estará El Bronco, que buscará apaciguarlos.

 

La mesa redonda, muy lejos de aquella que registra la historia y que el rey Arturo VI abrió para gobernar desde ahí y aquietar los ánimos de sus gobernados, solo servirá para que bien cerca como estarán, estos dos aspirantes que se engancharon en guerra verbal al llegar a Mérida, pudieran llegar a intercambiar manotazos.

Hoy martes, a las 21 horas, es el debate y hay que esperar que los moderadores controlen a los candidatos de las coaliciones “Todos por México” y “Por México al Frente”.

Meade llamó “vulgar ladrón” a Anaya y este le reviró calificándole de “cínico corrupto”.

Ambos, se traen ganas y van a morir en su acelerada disputa por el segundo lugar, conscientes quizá de que la victoria ya ninguno de los dos se la arrebatará a López Obrador.

El morenista llega al último encuentro cara a cara, con una enorme definición que el electorado le da en las encuestas.

El porcentaje de la preferencia electoral le marca un 67%, cuando en el segundo debate registraba 59%.

Es decir, AMLO sigue avanzando, mientras José Antonio Meade se esfuerza por desplazar del segundo lugar a Ricardo Anaya.

En esa lucha, Meade no está solo. Ayer lunes el presidente del Senado, el panista rebelde Ernesto Cordero presentó querella contra Anaya “por lavado de dinero”.

Y ahora sí, es probable que avance la investigación de la PGR en la demanda que hace meses se presentó contra el frentista.

Es trascendental que en la elección presidencial, Meade se consolide en el segundo lugar. Ello representa votos para el PRI y ganar posiciones en las más de 3,400 que estarán en disputa el domingo 1 de julio, incluidas las 9 gubernaturas.

Al PRI, con su coalición con el Verde y Nueva Alianza, le importa el segundo lugar, convencido ya de que Meade no podrá arrebatarle la Presidencia a López. Le asegura buen número de legisladores en el Congreso de la Unión. ¡Esa es la tirada, ya no La Grande!

Además, es tiempo de parar en seco a Ricardo Anaya.

En la Organización de Estados Americanos (OEA), se reconoce que en México es más fácil tumbar a un candidato que a un Presidente.

De ese tamaño, van las cosas.

Los tres aspirantes no punteros se echaron al plato en algo insignificante: Le ganaron la vestimenta para el último debate: los cuatro tendrán que presentarse de traje y corbata. AMLO demandaba que le permitieran presentarse de guayabera… lo que era justificable si se considera que la prenda de vestir es la propia para climas tropicales como el de Mérida.

La guayabera, por otra parte, es ya prenda de elegancia y se usa, inclusive, en bodas y ceremonias de alto relieve social.

No haberle permitido a López vestir la histórica prenda muy mexicana, es desconocer la historia y el origen de la guayabera, lanzada por México al mundo entero. En Filipinas es la prenda de vestir elegante por excelencia. Lo mismo en Cuba y en otras porciones del  planeta… menos en Yucatán, donde nació y hoy fue despreciada. Hay que lanzar un ¡viva! a los tres que se inclinaron por los incómodos sacos y  corbatas.

Se engancharon en ínfimo protocolo y van a perder más puntos…

volver arriba
Domingo, 24 Junio 2018
02:28:00