Menu
Conversatorio por una Ciudad Segura

Conversatorio por una Ciudad Segura

Funcionarios del gobierno...

La Lucha del Gobierno Contra la Contaminación, Fracaso Total

La Lucha del Gobierno Contra la Con…

Programas gubernamentales...

Rechaza el Senado citar a reunión a la directora de Notimex

Rechaza el Senado citar a reunión a…

Ciudad de México, 22 de m...

Germán Martínez se reincorpora al Senado: Batres

Germán Martínez se reincorpora al S…

  Reconoce presidente de...

Riesgo en las Redes Sociales

Riesgo en las Redes Sociales

DE FRENTE Y DE PERFIL ...

¿Quién es el que apuesta contra México?

¿Quién es el que apuesta contra Méx…

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

(VIDEO) El Ensamble La Colmena se escuchará por primera vez en México

(VIDEO) El Ensamble La Colmena se e…

Quince mujeres originar...

Se Ponen de Acuerdo Gobierno de México y ACNUR en la Protección de Refugiados

Se Ponen de Acuerdo Gobierno de Méx…

La Cancillería hospedó la...

Florero, sólo de los gringos

Florero, sólo de los gringos

La Costumbre del Poder ...

Prev Next
Miércoles, 22 Mayo 2019
21:40:42

Estados Unidos: vocación suicida

Estados Unidos: vocación suicida

Para su Información

Francisco Gómez Maza

  • Sufren los EU el Síndrome del Fin de los Imperios
  • Cada vez es mucho más fuerte el deseo de suicidarse

Nunca ha sido tan válida la afirmación del príncipe Hamlet, cuando frente a la traición de su tío, que asesina a su padre para quedarse con su madre y el trono, de que Algo está podrido en Dinamarca. En esta época, Dinamarca es el mundo, que anda vuelto loco, trastocado por los intereses de las poderosísimas clases dominantes.

 

Sobre todo, en lo que otrora era la única potencia política, económica y militar del mundo. Estados Unidos que, bajo las idioteces de Donald Trump, está sufriendo el síndrome del Fin de los Imperios, ante el súper desarrollo de la Turquía de Recep Tayyip Erdoğan, la Rusia de Vladimir Putin y la China comunista de Xi Jinping, potencias emergentes que han superado con creces el poderío económico y militar de los súbditos del capitalismo del Consenso de Washington.

Al paso que lleva el mundo (los gringos aún no pueden con el chavismo venezolano), los Estados Unidos, con toda su soberbia, desaparecerá del mapa de los imperios. Y la gente del pueblo estadounidense está padeciendo los peores desequilibrios, producto de la incertidumbre y de la inseguridad económica y el analfabetismo funcional creciente a pesar de que ese país es sede de las mejores universidades del mundo capitalista.

Uno de los más graves y fatales síntomas del deterioro del imperio estadounidense, es el deseo cada vez más generalizado de los varones y mujeres jóvenes, y niñas y niños, que buscan la muerte como la salvación ante la angustia y la ansiedad que provoca esa ya casi putrefacta sociedad de consumo y desperdicio e idiotizada por la tecnología mal usada.

De acuerdo con un reporte de la cadena de televisión CNN, divulgado este jueves 2 de mayo, la tasa de intentos de suicidio por envenenamiento, entre jóvenes en Estados Unidos, se ha más que duplicado en la última década y se ha triplicado con creces para las niñas y mujeres jóvenes. Investigadores en el Hospital Nacional de Niños de Columbus, Ohio, y en el Centro de Envenenamiento de Ohio Central registraron la cantidad de llamadas telefónicas realizadas a los centros de envenenamiento de EU entre 2000 y 2018 por auto envenenamiento de niños y adultos jóvenes, de 10 a 24 años, que se creía eran intentos de suicidio. Durante el período de estudio de 19 años, hubo 1.6 millones de casos de intoxicación intencional, de los cuales 1.16 millones (71%) ocurrieron en niñas y mujeres jóvenes, según los hallazgos, publicados en el Journal of Pediatrics.

Entre 2000 y 2010, las tasas de intento de suicidio por envenenamiento se mantuvieron relativamente estables e incluso tuvieron una pequeña disminución en algunos grupos de edad. Pero a partir de 2011, las tasas aumentaron dramáticamente, de acuerdo con los resultados. Para las niñas de 10 a 12 años, el número anual de intentos de suicidio por envenenamiento disminuyó 17% entre 2000 y 2010, seguido de un aumento del 338% entre 2011 y 2018. Para las niñas de 13 a 15 años, la tasa aumentó 136% desde 2011 hasta 2018, y para aquellos de 16 a 18 años, la tasa aumentó 75%. El aumento fue menor pero todavía está presente para los niños.

“No es sólo que haya más intentos, sino también los resultados; la gravedad también está aumentando”, dijo a CNN Henry Spiller, director del Centro de Envenenamiento de Ohio Central en Nationwide Children’s Hospital, autor principal del nuevo estudio. El porcentaje de intentos de suicidio que fueron severos y requirieron de intervención médica también aumentó durante el período de estudio.

Una epidemia motivada por mujeres jóvenes:  “Sabemos que ciertas reglas y expectativas sociales para las mujeres pueden asociarse con tasas más altas de problemas de salud mental y suicidios”, dijo la doctora Barbara Robles-Ramamurthy, psiquiatra de niños y adolescentes de la Long School de Medicina en UT Health San Antonio, que no participó en el estudio. “Luego se agrega un posible componente biológico, las hormonas, y una predisposición genética”.

En cuanto al envenenamiento como método de suicidio, los resultados pueden referirse a la disponibilidad de medicamentos y sustancias nocivas en el hogar. “Sabemos que los medicamentos son parte de nuestra vida cotidiana hoy en día. Tenemos un montón de botellas en todas partes, así que cuando se trata de tener un acceso fácil, obviamente es el acceso más fácil que tenemos a algo que sabemos que podría dañar nuestro cuerpo”, dijo Robles-Ramamurthy.

Una de las razones del aumento de la depresión y las conductas suicidas puede ser más estrés y presión sobre los niños, dijo el doctor Gene Beresin, director ejecutivo del Centro Clay para Mentes Jóvenes y Saludables del Hospital General de Massachusetts y profesor de psiquiatría en la Escuela de Medicina de Harvard, quien no estuvo involucrado en el estudio.

“Los niños sienten más presión para lograr, más presión en la escuela y están más preocupados por ganarse la vida que en años anteriores”, dijo. Otra razón puede ser el aumento de las redes sociales y el aumento de las tasas de acoso cibernético que lo acompañan, dijo Beresin. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Modificado por última vez enJueves, 02 Mayo 2019 14:20
volver arriba
Miércoles, 22 Mayo 2019
21:40:42