Menu
Industria de asuntos públicos puede ayudar a que gobierno y empresas logren objetivos de interés compartido

Industria de asuntos públicos puede…

Organizan seminario “La...

Hermoso Festejo

Hermoso Festejo

DE FRENTE Y DE PERFIL  ...

Cómo el Cártel de Sinaloa se volvió trasnacional gracias a la CIA (y por qué el modelo militar no busca erradicar el narco)

Cómo el Cártel de Sinaloa se volvió…

El investigador José Lu...

Designa Senado a Loretta Ortiz y a Eva De Gyves como consejeras de la Judicatura Federal

Designa Senado a Loretta Ortiz y a …

Ambas rindieron protest...

El estado psíquico de AMLO afecta a la 4T

El estado psíquico de AMLO afecta a…

21 de noviembre de 2019 ...

Décimo Festival del Chocolate Tabasco

Décimo Festival del Chocolate Tabas…

El Décimo Festival del Ch...

Facilitan el SAT y banqueros trámite de facturación

Facilitan el SAT y banqueros trámit…

LOS CAPITALES EDGAR GONZ...

Reiteran Lealtad al Presidente López Obrador las FA

Reiteran Lealtad al Presidente Lópe…

El titular de la Sedena d...

Agroempresarios y Líderes Campesinos, al Grito de Guerra

Agroempresarios y Líderes Campesino…

DE NORTE A SUR Abigail A...

Prev Next
Jueves, 21 Noviembre 2019
10:13:16

¿Se Acaba la Cobertura Presidencial?

¿Se Acaba la Cobertura Presidencial?

DE FRENTE Y DE PERFIL 

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

Durante varios años fui reportero (aún lo soy) de la nota diaria, con fuentes asignadas, como establecían los cánones del periodismo. En aquellos dorados años, tenía un especial encanto ser reportero de la Presidencia de la República.

 

Se trataba de cubrir los actos en los que estaba el Ejecutivo, sin importar si eran eventos de todo tipo, o mantenerse al tanto de los personajes que eran recibidos por el mandatario, fuese en Los Pinos o en Palacio Nacional.

Era un poco tediosa la tarea, pero el encanto lo representaban los viajes, especialmente los que se efectuaban al extranjero, mismos que jamás dejaban los titulares de la fuente presidencial.

Sin embargo, las visitas a los estados eran atractivos, ya que las giras no eran tan cansadas como las de ahora, pues los Presidentes se daban tiempo para jugar tenis, golf, nadar, bucear o tener los pasatiempos favoritos de cada uno de ellos.

La fuente de la Presidencia de la República estaba destinada para el periodista (todavía es así) que cubría la campaña presidencial de la que surgía el nuevo mandatario, ya que representaba un enlace futuro para los dueños o directivos del medio con los nuevos mandos del país.

Regularmente eran periodistas curtidos en el oficio, con amplia experiencia y sin grandes deseos por buscar notas alternativas, pues bastaba con el boletín o con acudir a los eventos para satisfacer los intereses de información.

Poco realmente se obtenía ajeno a los dictados de la oficina de prensa, ya que desde ahí se proyectaba la presencia del Ejecutivo en radio, tv o impresos.

Las cosas se mantuvieron así durante décadas, ya que desde el gobierno se cubrían los viajes de los periodistas, hasta que con el arribo a la Presidencia de Carlos Salinas, las cosas cambiaron un poco, ya que se les cobraba a los periodistas asignados a la fuente o a sus directivos, el costo de los viajes, aunque había algunos periodistas que asistían como invitados de “lujo”.

Con el accidente ocurrido en Sonora, el pasado fin de semana, se mostraron las precarias condiciones de trabajo de los periodistas que actualmente cubren la fuente presidencial y lo expuesto que están a todo tipo de percances, hasta el de perder la nota.

Responsables, profesionales, seguros y conscientes del esfuerzo que realizan, los reporteros de presidencia son expuestos a distintas contingencias, sin mayor cobertura para los percances que sufran.

Efectivamente, tiene razón el Presidente que todo eso corresponde cubrirlo a los directivos de los medios y hasta que sería mejor que los eventos en los estados los cubrieran los corresponsales, para evitar situaciones como la sucedida el fin de semana pasado.

La presencia de los periodistas en el momento a momento de lo que sucede con el Presidente es necesaria y más en estos tiempos en los que la vida da sorpresas, aunque algunos de los géneros del periodismo parecen haber pasado a mejor vida.

                                                                       ……….

De verdad el Juez Delgadillo Padierna es un prepotente, maleducado, soberbio, arbitrario o solamente cumple con sus funciones. Curiosamente nadie habla de que su autoridad no es respetada y  tan rebasada que tanto el abogado Julio Hernández y la acusada Rosario Robles no hacen caso a sus requerimientos.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

volver arriba
Jueves, 21 Noviembre 2019
10:13:16