Menu
El impuro antisistema

El impuro antisistema

Columnaria Juan Chávez  ...

Duarte podría quedar libre por “fallas en el debido proceso”: Videgaray

Duarte podría quedar libre por “fal…

CIUDAD DE MÉXICO, 26 de a...

(VIDEO) Librofest Metropolitano 2017 Mostrará cómo se Llega a las Estrellas

(VIDEO) Librofest Metropolitano 201…

  * Revelará al públic...

EPN quiere ganar su elección

EPN quiere ganar su elección

La Costumbre del Poder Gr...

Peña Nieto, como el perro de la RCA Victor

Peña Nieto, como el perro de la RCA…

ÍNDICE POLÍTICO FR...

Josefina y Delfina

Josefina y Delfina

DE FRENTE Y D...

Niñas en las TIC

Niñas en las TIC

El Día de las Niñas en la...

La asunción de los outsiders

La asunción de los outsiders

Claudia Luna Palenc...

Los seis Magnificos

Los seis Magnificos

DE FRENTE Y DE PERFIL  R...

ISSSTE y UNICEF Firman Convenio para Atender a la Población Infantil

ISSSTE y UNICEF Firman Convenio par…

Para poner especial atenc...

Prev Next
Jueves, 27 Abril 2017
11:53:18

Y danos la cheve bien fría

Y danos la cheve bien fría

Columnaria

Juan Chávez

El Padrenuestro, en la cuarta de sus siete peticiones externas a Dios dice “danos hoy nuestro pan de cada día”.

 

Es una expresión, dentro del recogimiento con que los creyentes rezan la oración que enseñó el Cristo, que va dirigida a la misericordia del Señor para que a nadie le falte el maná (pan) que en pleno desierto, cuenta la Biblia, le cayó del cielo a los judíos que Moisés encabezaba en el Éxodo que duró 40 años.

“Al verla, los hijos de Israel se dijeron unos a otros: ¿Qué es esto?, porque no sabían lo que era. Y Moisés les dijo: Es el  pan que el Señor os da para comer”. (Éxodo 16, 1).

¿Por qué escribes del Padrenuestro y calificas a la Semana Santa como non sancta?, me cuestionó un compañero de aquella antigua generación de la Facultad de Derecho que integramos en los primeros años de la segunda mitad del siglo pasado.

Bueno… porque la Semana Mayor está a la vuelta de la esquina y en esos días, como se dice coloquialmente, “le cae al que lea”.

No importa  que en las iglesias, en forma arcaica, se dé la representación de la pasión de Jesús y que la Iztapalapa concentré a millares en ese, que es el gran escenario de México en la crucifixión de Jesús.

Hay otras formas de guardar esos días. En Taxco se da la más dolorosa y grosera de todas: mujeres y hombres marchan con pesadas cadenas atadas a sus pies y muchos cargan pesados fardos de varas con espinas.

Otros, auténticamente, caminan auto flagelándose con chicotes que les sangra las espaldas.

En fin, son los fanáticos que así piensan el Todopoderoso va a perdonarles sus pescados.

Como quiera que sea, son más los que disfrutan los días muertos de la semana santa para vacacionar y vivir a todo esplendor, como si el Jardín del Edén, efectivamente sea la buena vida en la Tierra.

Por eso, muchos, en lugar del sagrado pan que Jesús en la Última Cena compartió con sus discípulos antes de que Judas lo entregara a la soldadiza romana, van a pedir: “Danos nuestra cheve de hoy bien fría”.

Y cómo no, van a estar tirados en las playas de las decenas de centros turísticos que tenemos. Y el calor, a querer o no, exige la cheve… no el pan.

El pan es cosa de las Escrituras por mucho que se insista que el cuerpo lo necesita como sustento imprescindible.

La verdad es que en los textos antiguos el cuerpo humano es una unidad de cuerpo y alma y que Jesús, cuando partió el pan y lo repartió entre sus discípulos, les estaba mostrando, gráficamente, que el pan es su cuerpo y el vino (que bebieron) su sangre.

Así, Juan, en su evangelio (6:53-58) consigna “El que come este pan vivirá para siempre”.

La iglesia minimizó el pan y lo convirtió en la eucaristía que el sacerdote, en el santo oficio, eleva a los cielos como ofrenda a Dios. Luego, muchos se forman para tragar esa ostia sagrada. Todos parecen estar seguros de esa vida eterna que les garantiza tal misticismo. 

volver arriba

"Si no puede, sepárese del cargo", Rocío Nahle a Coldwell

Jueves, 27 Abril 2017
11:53:18