Menu
México comparecera el 25 y 26 de abril ante el Comité de la ONU contra la Tortura

México comparecera el 25 y 26 de ab…

Ciudad de México, 22 de a...

¿Las mujeres presas no valen nada?

¿Las mujeres presas no valen nada?

Francisco Gómez Maza Par...

El ave canta, aunque la rama cruja

El ave canta, aunque la rama cruja

La Costumbre del Poder *...

"Mentimos, engañamos y robamos": Mike Pompeo sobre su etapa de director de la CIA

"Mentimos, engañamos y robamos…

"Eso le recuerda de la ...

De la Madrid ¿invita a no pagar impuestos?

De la Madrid ¿invita a no pagar imp…

Balconeando Francisco Ro...

Comunicación Social: 10 avances y 3 yerros

Comunicación Social: 10 avances y 3…

Diario Ejecutivo  ¿Hab...

Cancelaron pozos petroleros; "desaparecieron" la isla Bermeja; aún roban un millón de barriles diario

Cancelaron pozos petroleros; "…

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

Prev Next
Lunes, 22 Abril 2019
22:45:13

El ex Papa Benedicto XVI culpa a la revolución de la década de 1960 del abuso sexual

El ex Papa Benedicto XVI culpa a la revolución de la década de 1960 del abuso sexual

Dijo que el cambio cultural e histórico había conducido a una “disolución” de la moralidad en el catolicismo.

Carta de Benedicto XVI sobre el abuso sexual

La revolución sexual en la década de 1960 había llevado a la homosexualidad y la pedofilia en las estructuras de la Iglesia, afirmó. El Papa Benedicto culpa a las películas de sexo, las imágenes de desnudez y la ropa de ese tiempo que llevaron al colapso mental y a la violencia.

“¿Por qué la pedofilia alcanzó tales proporciones?”, pregunta. “En última instancia, la razón es la ausencia de Dios”.

 

La crisis de abuso

El ex pontífice Benedicto XVI, quien había prometido anteriormente que permanecería oculto para el mundo, cuando se convirtiera en el primer papa, en seis siglos, en abdicar en 2013, publicó una carta de 6,000 palabras, en la  que culpa a la revolución sexual de la perversión de muchos sacerdotes, así como a la desaparición de Dios del discurso público en Occidente, así como a las liberales ideas teológicas, que erosionaron la moral, después de las reformas eclesiásticas del Concilio Vaticano II.

Afirmaciones en la carta sobre el abuso sexual

Entre sus afirmaciones, Benedicto denuncia que la revolución sexual consideraba a la pedofilia como permitida y apropiada, y que las protestas socialesde 1968 por la libertad sexual total, así como la educación sexual para niños y la desnudez en la publicidad provocaron un colapso mental, que él vinculó a una propensión a la violencia.

“Es por eso que las películas de sexo ya no se permitían en los aviones”, escribió para ilustrar su afirmación, “porque la violencia habría estallado entre la pequeña comunidad de pasajeros”.

La misiva profundamente "teológica y esotérica", que Benedicto llamó su contribución “en esta hora difícil” para la iglesia, fue escrita “absolutamente bajo su responsabilidad”, según el arzobispo Georg Gänswein, su secretario personal desde hace mucho tiempo y  quien también es el prefecto de la casa papal bajo el papa Francisco.

Al escribir la carta, Benedicto se dio cuenta de los temores de muchos expertos de la iglesia que han argumentado que tener a dos pontífices viviendo al mismo tiempo era una receta para el desastre pastoral, teológico y político, y podría generar confusión entre los fieles.

Aunque Benedicto escribió que le informó al Papa Francisco y a la Secretaría de Estado del Vaticano sobre la carta, se trataba de la subcotización más importante hasta la fecha de la autoridad del Papa Francisco, quien en cambio culpó a los abusos de poder sistémico y una adoración insana de la autoridad dentro de la jerarquía de la iglesia de la crisis.

Francisco, quien hace dos meses celebró una histórica reunión cumbre sobre la crisis del abuso sexual de sacerdotes y obispos con líderes de iglesias de todo el mundo, ha luchado por encontrar su voz sobre el abuso sexual, aunque prometió medidas concretas y efectivas para resolverlo.

Benedicto citó la reunión cumbre como el ímpetu de su carta. Al hablar en un momento tan vulnerable y dejó claro cuál es su posición sobre el tema. Algunos teólogos, que describen la carta como “profundamente defectuosa”, “preocupante” o “vergonzosa”, sugirieron que lo pusiera en el lado equivocado de la historia.

“La voluntad de culpar a una cultura permisiva y a la teología progresista por un problema interno y estructural es sorprendente”, de acuerdo con Julie Hanlon Rubio, profesora de ética social en la Escuela Jesuita de Teología de la Universidad de Santa Clara, que ha escrito sobre moralidad sexual.

Julie Hanlon Rubio@JulieHRubio
 
 

XVI’s letter in is deeply flawed. The analysis of postconciliar developments in moral theology, ecclesiology, sexual ethics is profoundly troubling. https://www.catholicnewsagency.com/news/full-text-of-benedict-xvi-the-church-and-the-scandal-of-sexual-abuse-59639 

volver arriba
Lunes, 22 Abril 2019
22:45:12