Menu
Romero Deschamps, Kidnie de la Cruz y Cecilia Sánchez, los peores caciques petroleros

Romero Deschamps, Kidnie de la Cruz…

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

El CCE y el esquirol empresarial

El CCE y el esquirol empresarial

Diario Ejecutivo Ridícul...

Fiscal ¿Resistirá Nueve Años?

Fiscal ¿Resistirá Nueve Años?

DE FRENTE Y DE PERFIL  ...

Vamos al Estreno de La Frontera Vagabunda

Vamos al Estreno de La Frontera Vag…

La Secretaría de Cultura ...

El fotolibro vuelve a París; Tras los pasos de Bernard Plossu

El fotolibro vuelve a París; Tras l…

Fernando Castillo Foto...

(VIDEO) El Mayor 'Hackeo' de Datos de la Historia Expone más de 770 Millones de Correos

(VIDEO) El Mayor 'Hackeo' de Datos …

    https://es.rt.com/6...

¿México, atractivo para inversión?

¿México, atractivo para inversión?

La Costumbre del Poder V...

362 Legisladores por la Militarización del Combate a la Delincuencia

362 Legisladores por la Militarizac…

El presidente Andrés Ma...

Habemus Guardia Nacional

Habemus Guardia Nacional

ACTA PÚBLICA Claudia Rod...

Prev Next
Jueves, 17 Enero 2019
23:05:06

Sin vuelta atrás

Sin vuelta atrás

Francisco Gómez Maza

Análisis a Fondo

· Mejor váyanse serenando los fóbicos 

· Si no, vivirán seis años en la amargura 

Creo que es momento de que los lastimados, los heridos, los amargados, aquellos que sufren trastornos fóbicos dejen ya a un lado sus complejos y hagan un ejercicio de aceptación. De no hacerlo, sobrevivirán en un infierno durante los próximos seis años.

 

Sus odios, su rabia, inclusive sus insultos a nadie le atormentan más que a ellos mismos. Cada mentada dirigida al presidente de la república electo es un búmerang. A él le tienen sin cuidado los ataques e insultos, las críticas, los lamentos. Los únicos que sufren son los fóbicos sociales.

Andrés Manuel López Obrador, como lo declaró hace unos días el Consejo General de INE, en voz de su presidente, no hay ninguna duda, será el presidente de los mexicanos a partir del primero de diciembre de este año y hasta el 30 de noviembre de 2024. Y como le depositaron su confianza más o menos 30 millones de ciudadanos, pues tiene el poder de tomar sus decisiones y, si se equivoca, volver a tomarlas. No le importa que los amlofóbicos berreen.

Además, esa ola de resentimiento que inunda las redes antisociales ni le perjudica ni le beneficia, sino todo lo contrario, como dicen que dijo jocosamente un secretario de agricultura, al intentar imitar el lenguaje cantinflesco que tantos grandes éxitos le permitieron gozar al cómico Mario Moreno.

Y pese a las manifestaciones de descontento, que generalmente son irracionales, López Obrador no dará marcha atrás en los nombramientos, en el caso más doloroso para sus enemigos, en Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad. Están firmes, pues, Octavio Romero, de todas las confianzas del tabasqueño, en la otrora poderosa petrolera estatal, y del senador Manuel Bartlett Díaz en la CFE. Lloriquee quien lloriquee.

Pero también en San Juan soplan ventarrones. Y no sólo el PRD va volando hacia el vacío de la muerte eterna. Este funeral ya lo veíamos venir desde hace mucho tiempo, desde que un grupo de oportunistas y corruptos se apoderó de ese otrora prometedor partido político, que expulso a la gente honorable desde hace por lo menos tres lustros. Y Muchos de aquellos sinvergüenzas asaltaron Morena, a donde se refugiaron cucarachas, chinches, pulgas, alacranes, ácaros e inclusive ratas de ciudad y de campo, que le van a dar muchos dolores de cabeza a quienes están ahí con buenas intenciones y luchan por un cambio de raíz de las relaciones de producción, en esta economía al servicio del gran capital en manos de un reducido grupo de políticos del PRI y del PAN y un grupo de infames seudoempresarios que controla y negocia hasta con las indulgencias papales.

También está in artículo mortis el partido que fundo don Manuel Gómez Morín – Acción Nacional -, huérfano de doctrina y de principios. Y de la gente honesta que acompañó a aquel miembro de los Siete Sabios de México a fundarlo, para hacerle contrapeso a los bandidazos de la Revolución Mexicana, encabezados por el turco Francisco Plutarco Elías Calles Campusano, enemigo y verdugo del gran, éste sí revolucionario de cepa, Pancho Villa, alias Doroteo Arango, de pila.

(Recordar Hidalgo del Parral, donde la muerte madrugó y eliminó de 13 balazos al Centauro del Norte, y lo confesó el general Félix C. Lara, que quien dio la orden de eliminarlo fue Calles, “por ser (Villa) un peligro para todo el país”. Dónde he oído tan diabólica frase. ¿Coincidencias? Pues Luis Bravo Mena, expresidente nacional panista, ya lo acaba de advertir: que el partido podría desaparecer de no entrar en una seria reconstrucción. La verdad es que también en ese partido hay una fauna maligna, que no va a permitir tal reconstrucción con base en los principios de bien común y auto gestión, que alimentaron a sus militantes por lo menos en sus primeras tres décadas de existencia.

 

Y es que, como lo dice, Bravo Mena, las envidias y disputas por el poder llevaron a una debacle destructiva y desgarradora, lo que ocasionó el rechazo de los votantes. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

volver arriba
Jueves, 17 Enero 2019
23:05:06