Menu
Denuncian duras medidas de cárcel para exsecretario mexicano

Denuncian duras medidas de cárcel p…

CLAUDIA TORRENS NUEVA YO...

Inicia México exportación de plátano a China

Inicia México exportación de plátan…

Villalobos Arámbula enc...

Periodismo por caridad

Periodismo por caridad

Daniel Espinosa  ...

La carcacha de la 4T como la de los Beverly Ricos

La carcacha de la 4T como la de los…

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

Santiago Nieto

Santiago Nieto

La Costumbre del Poder ...

Mochila segura, responsabilidad de padres y sociedad

Mochila segura, responsabilidad de …

Libros de ayer y hoy Ter...

¿De qué se ríe, Presidente?

¿De qué se ríe, Presidente?

Entresemana MOISÉS SÁNCH...

El poeta que oró por Marilyn Monroe

El poeta que oró por Marilyn Monroe

Ernesto Cardenal cumple h...

No se apresurará la dictaminación sobre la regulación del cannabis: Ricardo Monreal

No se apresurará la dictaminación s…

La discusión iniciará e...

Migrantes chocan con soldados en frontera sur de México

Migrantes chocan con soldados en fr…

MARÍA VERZA y SONIA PÉR...

Prev Next
Martes, 21 Enero 2020
19:34:03

Las 3 décadas de la vida en las que nos sentimos más solos

Las 3 décadas de la vida en las que nos sentimos más solos

A lo largo de nuestras vidas podemos experimentar la soledad de diferentes maneras. Habrá etapas en las que disfrutemos de la soledad elegida, esa que se convierte en un terreno fértil para el alma, y habrá otras etapas en las que nos sentiremos solos – a secas y sin paliativos.

 

Existen determinadas circunstancias que pueden hacernos sentir solos, como la pérdida de una persona querida, una ruptura de pareja o mudarnos a una nueva ciudad en la que no conocemos a nadie.

Sin embargo, un estudio realizado en la Universidad de California descubrió que también existen tres momentos vitales en los que podemos sufrir más la soledad, independientemente de nuestro género o las relaciones interpersonales que hayamos podido establecer.

La soledad ataca en diferentes etapas de nuestra historia vital

Los investigadores analizaron a 340 personas con edades comprendidas entre los 27 y 101 años y comprobaron que a finales de los 20 años, a mediados de los 50 y a finales de los 80 es cuando más solos nos sentimos a lo largo de la vida. 

De hecho, un tercio de los participantes reportaron un nivel de soledad alto o moderado en estas etapas. Sin embargo, estas personas no padecían problemas físicos importantes ni sufrían enfermedades mentales significativas, como la depresión, que suele agravar la sensación de soledad, por lo que se trata de periodos vitales en los que ocurren cambios que nos hacen sentir más aislados y desconectados de los demás.

Estos psicólogos creen que podemos sentirnos más solos a finales de los 20 años porque suele ser el momento en que nos independizamos de nuestros padres y terminamos de estudiar, de manera que también podemos perder la conexión con muchos amigos.

Más adelante, a mitad de los 50 años, muchas personas sufren el síndrome del nido vacío ya que sus hijos se van de casa y se ven obligadas a encontrar un nuevo equilibrio, ya sea en la relación de pareja o solos. En esta etapa tienen más tiempo para sí mismos, por lo que necesitan encontrar nuevos intereses y actividades.

Finalmente, después de los 80 años, es más probable que la soledad vuelva a llamar a nuestra puerta ya que quizá hemos perdido a nuestra pareja, así como a muchos familiares y amigos, por lo que es normal que a esta edad volvamos a sentirnos solos.

La soledad como oportunidad para reencontrarse

A veces la soledad llama a nuestra puerta. No se trata de una soledad elegida sino de una soledad producto de las circunstancias. En esos casos es importante reenfocarla y aprovecharla como una oportunidad para reencontrarnos.

Un estudio realizado en la Universidad de Chicago analizó las imágenes de resonancia magnética de los cerebros de personas que habían elegido la soledad y descubrió que tienen patrones de actividad eléctrica diferentes, los cuales se activan cuando están solos e indican que esas personas están buscando la felicidad en actividades no sociales.

Las personas que disfrutan de la soledad muestran una actividad más reducida en la unión temporoparietal, una parte del cerebro vinculada a las percepciones de los demás, por lo que estos neurocientíficos piensan que ello indica que la felicidad también se puede encontrar en muchas otras actividades más allá de las relaciones sociales. Por tanto, a veces solo necesitamos redescubrir aquello que nos llena y nos hace feliz.

Fuentes:

Lee, E. et. Al. (2019) High prevalence and adverse health effects of loneliness in community-dwelling adults across the lifespan: role of wisdom as a protective factor. International Psychogeriatrics; 31(10: 1447-1462.

Cacioppo et al. (2009) In the Eye of the Beholder: Individual Differences in Perceived Social Isolation Predict Regional Brain Activation to Social Stimuli. Journal of Cognitive Neuroscience; 21 (1): 83-92.

La entrada Las 3 décadas de la vida en las que nos sentimos más solos se publicó primero en Rincón de la Psicología.

volver arriba
Martes, 21 Enero 2020
19:34:03