Menu
Ebrard le miente a AMLO. Trump no dará dinero para Centroamérica

Ebrard le miente a AMLO. Trump no d…

24 de julio de 2019  Bal...

Absurdamente obligan a la COFECE a retractarse

Absurdamente obligan a la COFECE a …

LOS CAPITALES Los notari...

Cambios, Cuando se Requieran

Cambios, Cuando se Requieran

DE FRENTE Y DE PERFIL  R...

Convenio marco PA-SADER para lograr el derecho de propiedad a mujeres y jóvenes de núcleos agrarios

Convenio marco PA-SADER para lograr…

Guillermo Pimentel Bald...

Cuánto vale un elogio de Trump

Cuánto vale un elogio de Trump

La Costumbre del Poder *...

“Big Brother te está observando”

“Big Brother te está observando”

La Secretaría de Cultura ...

Las mil y una noches del feminicidio

Las mil y una noches del feminicidi…

Libros de ayer y hoy Ter...

Prev Next
Miércoles, 24 Julio 2019
03:56:44

Al Amparo de la Corrupción y la Impunidad

Al Amparo de la Corrupción y la Impunidad

De la Ciudad… y más

  • Así, se manejaron infinidad de inmobiliarias protegidas 
  • El trompo en la uña de Armando Quintero
  • En boca cerrada no entran moscas… Martín del Campo

Guillermo Pimentel Balderas

Para nadie es un secreto y ya es del dominio público –difundido en los medios informativos-, inclusive, que, al amparo y protección de ex delegados y de ex funcionarios de la pasada administración del Gobierno de la Ciudad de México, o sea, de Miguel Ángel Mancera, que hoy está protegido bajo el fuero de Senador, la mayoría de las inmobiliarias hicieron, mejor dicho, construyeron lo que quisieron y como quisieron.

 

No tuvieron  empacho en, primero, en comprar terrenos -¿irregularmente?-, empezar la demolición sin permisos correspondientes para después construir, también sin permisos, hasta que las delegaciones y la Seduvi y Semovi, aprobaran la obra –¿irregular?- a pesar de las protestas y movilizaciones de grupos de vecinos.

Hoy, hay construcciones fuera de la ley, que hasta el momento, siguen impunes, con las nuevas administraciones convertidas en Alcaldías. Sigue el apogeo, el bum, de obras y muchas de ellas infringiendo la ley sin que se les moleste a las -¿todavía poderosas?- empresas inmobiliarias.

¿Qué se terminaron los moches? ¿La impunidad? Bueno, pues al parecer bajaron las irregularidades, pero a simple vista se ven construcciones sin los permisos visibles y con los niveles rebasados, permitidos.

En las alcaldías donde, hay claros ejemplos de posibles irregularidades son: Iztacalco, Cuauhtémoc, Venustiano Carranza, Benito Juárez, Miguel Hidalgo, por no decir que todas. Desde hace 12 años, todo parece indicar que hubo enriquecimiento ilícito de ex delegados y funcionarios de extracción perredista.

Hoy, hay edificaciones terminadas y ya habitadas que, inclusive, han sido clausuradas por la PAOT, y a los inquilinos se les hizo fácil quitarlos, y no ha pasado nada. Hay otras que están a punto de concluir la obra –y puestos a la venta sus departamentos- que se pasan los niveles permitidos y que, hasta el momento, no han sido molestados.        

Muchas de estas empresas inmobiliarias, también están protegidas o son de políticos o de sus familiares, como son los casos de Carlos Salinas de Gortari y de Enrique Costemalle, entre otros más, no solo de extracción priista. Prácticamente, se han apropiado de la Ciudad de México y, todo parece indicar que seguirán gozando de impunidad.

Sin embargo, hay un buen precedente pues resulta que la PAOT emitió una resolución administrativa en la que dejó constancia de que la obra de Baja California 370, colonia Hipódromo, en la alcaldía de Cuauhtémoc,  rebasó por 23 metros la altura permitida hasta alcanzar el equivalente a 15 niveles (7 pisos excedentes).

Por lo tanto, esta dependencia solicitó la custodia de folios reales ante el Registro Público de la Propiedad y de Comercio para evitar cualquier transacción comercial del inmueble.

Con el gobierno morenista, la PAOT inició desde junio de 2017 un juicio de acción pública que luego de un prolongado proceso -¿qué raro?-, en abril pasado el Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México (TJA) notificó a la PAOT la sentencia firme con el que se ordena proceder con la demolición de los siete pisos excedentes que fueron construidos de manera ilegal.

Además, se difundió en los medios que el caso de Baja California 370 puede sentar un precedente muy importante para que las irregularidades cometidas por parte de algunos desarrolladores, observen las consecuencias jurídicas que contempla la ley y, entonces sí, combatir la notoria impunidad en la que se había incurrido.

También, se difundió que Mariana Boy Tamborrell, titular de la PAOT, reconoció el apoyo de la FEDAPUR para llevar este caso ante un juez penal y reiteró su llamado a los desarrolladores a respetar y apegarse estrictamente a la normatividad en materia de desarrollo urbano.

En caso contrario, sentenció la funcionaria que la PAOT continuará promoviendo todas las acciones públicas, denuncias penales y herramientas jurídicas a su alcance, con el fin de que exista un adecuado ordenamiento urbano en la Ciudad de México y que respete los derechos de todos los ciudadanos.

¿Qué queda? Pues que se respete la ley y se ponga orden de tantas irregularidades, no solo de hoy sino también de antes de la 4T (Cuarta Transformación). Solo así, habrá una completa confianza y credibilidad de la población, en este caso, capitalina, en el nuevo gobierno que mucho pregona el combate a la corrupción y a la impunidad en todos los ámbitos del territorio nacional.

Trompo en la uña

Pues, resulta que el alcalde en Iztacalco, se echó el trompo en la uña. Prometió que en este año de 2019, “limpiara” de puestos improvisados de carniceros, de abarroteros, de vendedores de frutas y legumbres y hasta de ambulantes, la el fatídico corredor de Calle 7-San Juan. O sea, que recuperará los espacios invadidos irregularmente por estos empresarios y comerciantes, que por muchos años han gozado de la impunidad.

Todo esto, en perjuicio de los vecinos de las colonias Agrícolas, Oriental y Pantitlán, principalmente y también de sus alrededores, incluyendo de los habitantes de la alcaldía de Iztapalapa y del Municipio de Ciudad Nezahualcóyotl, que hasta el momento ni pio han dicho.

Por cierto, en un evento, en el Congreso de la Ciudad de México, al término de éste, una funcionaria de la Secretaria de Seguridad Ciudadana (SSC), reconoció que en este problemático lugar (Calle 7-San Juan), existen muchos intereses económicos. Por eso, decimos que Quintero se echó el trompo en la uña. O sea,  significa un reto, un desafió a superar lo que otro hizo. Esperemos.

En boca cerrada no entran moscas

Vaya con el diputado de Morena en el Congreso capitalino Jesús Martín del Campo. Se le escaparon unas “palabrotas” con el micrófono abierto.

Resulta que el miércoles, Jesús Martín del Campo, insultó a diputados de su propio partido, cuando se llevaba a cabo la votación de un punto de acuerdo sobre la operación de la Guardia Nacional.

Incidió: "Vamos a ver, pinches pendejos, por la negativa, hijos de su puta madre".

Con estas “palabrotas” Martín del Campo fue captado con el micrófono del recinto, a bajo volumen; pero, quedaron registradas en la transmisión de la plenaria.

Y, ni tardo ni perezoso, el diputado del PRD, Jorge Gaviño, aprovecho el “desliz” del morenista para exhibirlo aún más. Además, en sus redes, Gaviño tachó de "vulgar" el comportamiento de Martín del Campo.

volver arriba
Miércoles, 24 Julio 2019
03:56:44