Menu
El cambio y las veleidades de la crítica

El cambio y las veleidades de la cr…

Libros de ayer y hoy Ter...

El de atrás paga…

El de atrás paga…

ENTRESEMANA MOISÉS SÁNCH...

Cercan campesinos e indígenas casa de transición de AMLO

Cercan campesinos e indígenas casa …

Instalan primer plantón...

Ahora resulta que México está en bancarrota

Ahora resulta que México está en ba…

DIARIO LEGISLATIVO   Ped...

Toman protesta "popular" diputados de Morena en Hemiciclo a Juárez

Toman protesta "popular" …

Lanzan un ¡basta!  a in...

Exigen petroleros transparentar recursos que PEMEX transfiere al STPRM y democratizarlo

Exigen petroleros transparentar rec…

Petróleo de México debe...

La revolución de AMLO

La revolución de AMLO

JORGE RAMOS 1 7 de septi...

Nos salvamos de que un narquillo controlara la Presidencia

Nos salvamos de que un narquillo co…

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

¿Y la Capacidad de Asombro?

¿Y la Capacidad de Asombro?

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN  En...

Prev Next
Martes, 18 Septiembre 2018
10:43:11

Meade tras el segundo lugar

Meade tras el segundo lugar

Juan Chávez

El tercero y último debate presidencial  va a patinar.

Meade y Anaya se encargarán de ello,  y López, desde barrera de primera fila, verá los madrazos verbales que se lanzan sus contrincantes. Igual estará El Bronco, que buscará apaciguarlos.

 

La mesa redonda, muy lejos de aquella que registra la historia y que el rey Arturo VI abrió para gobernar desde ahí y aquietar los ánimos de sus gobernados, solo servirá para que bien cerca como estarán, estos dos aspirantes que se engancharon en guerra verbal al llegar a Mérida, pudieran llegar a intercambiar manotazos.

Hoy martes, a las 21 horas, es el debate y hay que esperar que los moderadores controlen a los candidatos de las coaliciones “Todos por México” y “Por México al Frente”.

Meade llamó “vulgar ladrón” a Anaya y este le reviró calificándole de “cínico corrupto”.

Ambos, se traen ganas y van a morir en su acelerada disputa por el segundo lugar, conscientes quizá de que la victoria ya ninguno de los dos se la arrebatará a López Obrador.

El morenista llega al último encuentro cara a cara, con una enorme definición que el electorado le da en las encuestas.

El porcentaje de la preferencia electoral le marca un 67%, cuando en el segundo debate registraba 59%.

Es decir, AMLO sigue avanzando, mientras José Antonio Meade se esfuerza por desplazar del segundo lugar a Ricardo Anaya.

En esa lucha, Meade no está solo. Ayer lunes el presidente del Senado, el panista rebelde Ernesto Cordero presentó querella contra Anaya “por lavado de dinero”.

Y ahora sí, es probable que avance la investigación de la PGR en la demanda que hace meses se presentó contra el frentista.

Es trascendental que en la elección presidencial, Meade se consolide en el segundo lugar. Ello representa votos para el PRI y ganar posiciones en las más de 3,400 que estarán en disputa el domingo 1 de julio, incluidas las 9 gubernaturas.

Al PRI, con su coalición con el Verde y Nueva Alianza, le importa el segundo lugar, convencido ya de que Meade no podrá arrebatarle la Presidencia a López. Le asegura buen número de legisladores en el Congreso de la Unión. ¡Esa es la tirada, ya no La Grande!

Además, es tiempo de parar en seco a Ricardo Anaya.

En la Organización de Estados Americanos (OEA), se reconoce que en México es más fácil tumbar a un candidato que a un Presidente.

De ese tamaño, van las cosas.

Los tres aspirantes no punteros se echaron al plato en algo insignificante: Le ganaron la vestimenta para el último debate: los cuatro tendrán que presentarse de traje y corbata. AMLO demandaba que le permitieran presentarse de guayabera… lo que era justificable si se considera que la prenda de vestir es la propia para climas tropicales como el de Mérida.

La guayabera, por otra parte, es ya prenda de elegancia y se usa, inclusive, en bodas y ceremonias de alto relieve social.

No haberle permitido a López vestir la histórica prenda muy mexicana, es desconocer la historia y el origen de la guayabera, lanzada por México al mundo entero. En Filipinas es la prenda de vestir elegante por excelencia. Lo mismo en Cuba y en otras porciones del  planeta… menos en Yucatán, donde nació y hoy fue despreciada. Hay que lanzar un ¡viva! a los tres que se inclinaron por los incómodos sacos y  corbatas.

Se engancharon en ínfimo protocolo y van a perder más puntos…

volver arriba
Martes, 18 Septiembre 2018
10:43:11