Menu
Éxodo Migrante: entre el racismo y las grillas

Éxodo Migrante: entre el racismo y …

Luis Carlos Rodríguez Gon...

“El Chapo”, fiscal de hierro que penará a EPN y a los toluquitas

“El Chapo”, fiscal de hierro que pe…

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

Por qué hacemos lo que hacemos

Por qué hacemos lo que hacemos

Nueve calas en torno al p...

Tiempo y poder en AMLO

Tiempo y poder en AMLO

La Costumbre del Pode *S...

Las claves del Tren Maya: El polémico proyecto bandera de López Obrador en México

Las claves del Tren Maya: El polémi…

https://es.rt.com/6c50  ...

Seguridad nacional

Seguridad nacional

ENTRESEMANA MOISÉS SÁNCH...

No parecen casualidad muertes ligadas a Odebrecht

No parecen casualidad muertes ligad…

ACTA PÚBLICA Claudia Rod...

Da a Conocer AMLO su Plan Nacional de Paz y Seguridad

Da a Conocer AMLO su Plan Nacional …

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de n...

Imperativo devolver ética y moralidad a la función pública

Imperativo devolver ética y moralid…

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

Prev Next
Jueves, 15 Noviembre 2018
23:01:32

Resabios de la Debacle

Resabios de la Debacle

DE FRENTE Y DE PERFIL 

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN 

La aplastante derrota sufrida por el PRI en los comicios del pasado primero de julio mostró la verdad de un partido resquebrajado por dentro que intentó presentar buena cara ante el fracaso que todo mundo advertía.

 

El PRI se encontraba fracturado después de que los ciudadanos volvieron a confiar en él y la respuesta fueron los abusos cometidos desde lo más alto del poder público.

Uno a uno se sumaron los agravios y los altos mandos del partido y los gobernantes no entendieron nunca las señales que le fueron lanzadas y que repercutieron en la pérdida de posiciones electorales.

Los abusos continuaban siendo la constante ya no solamente en los estados, sino dentro de la cúpula gubernamental, lo que no logró aminorar la persecución ejercida contra algunos gobernantes, elegidos selectivamente.

2016 fue el parteaguas, de doce gubernaturas, el PRI perdió siete, las principales y se quedó con cinco. Un año después, la retención del gobierno mexiquense les regresó el alma al cuerpo, ante la mentira de que habían ganado por el respaldo ciudadano, cuando todo mundo la calificó como una elección de Estado, ganada desde el gobierno de la República.

Hoy, los dirigentes del resquebrajado partido tricolor buscan paliar el efecto de la derrota y le ven distintos significados, algunos de ellos buscando responsables del fracaso.

Francisco Labastida revive los efectos de su derrota electoral, culpando al entonces Presidente Ernesto Zedillo, mientras que Emilio Gamboa, oportunista como siempre, sugiere revisar los estatutos, después de ser un aplaudidor  de los cambios que abrieron la posibilidad de un candidato presidencial externo.

El dirigente nacional del PRI (con su curul plurinominal en la mano), René Juárez, propone una etapa de reflexión profunda, mientras que la disidencia y los supuestos liderazgos emergentes proponen juicio sumario contra los que consideran culpables de la tragedia electoral.

La realidad es que en el PRI se disputan los despojos, sin entrar a analizar la verdad razón del rechazo electoral.

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

volver arriba
Jueves, 15 Noviembre 2018
23:01:32