Menu
Plantas Desalinizadoras Producen más Lodo Tóxico que Agua Dulce

Plantas Desalinizadoras Producen má…

Más de 16.000 plantas des...

Los Gobernadores se Alínean a AMLO en la Lucha contra el Huachicoleo

Los Gobernadores se Alínean a AMLO …

Los gobernadores de algun...

Siga la conferencia de AMLO en vivo; hace un balance del combate al huachicol

Siga la conferencia de AMLO en vivo…

El presidente AMLO compar...

¿México atractivo para la inversión? IV/V

¿México atractivo para la inversión…

La Costumbre del Poder *...

El sol que se Traslada

El sol que se Traslada

Teresa Gurza. La Cuarta ...

FOVISSSTE cuenta con más de 50 mmp en reservas para pérdidas no esperadas

FOVISSSTE cuenta con más de 50 mmp …

El Fondo de la Vivienda d...

Estas son las cinco 'Rosa Luxemburgo' americanas (fotos)

Estas son las cinco 'Rosa Luxemburg…

El 15 de enero de 1919 ...

AMLO llegó a gobernar para y con la gente… ¡y se aparecen las plañideras!

AMLO llegó a gobernar para y con la…

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

AMLO polariza… a calificadoras globales

AMLO polariza… a calificadoras glob…

Diario Ejecutivo Guerra ...

Prev Next
Miércoles, 16 Enero 2019
17:22:07

Alerta a Sheinbaum: peligroso tráfico vehicular en la CDMX

Alerta a Sheinbaum: peligroso  tráfico vehicular en la CDMX

Libros de ayer y hoy

Teresa Gil

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo."> 

La ineficacia o falta de interés de los responsables del tránsito en todo el país, causan miles de muertes al año.  El peligro que significa el tráfico vehicular en la CDMX por ejemplo, se ha convertido en un  caso de salud pública. A ese peligro que significaba un universo de automovilistas poco prudentes, se  agrega ahora el número de ciclistas, motociclistas, conductores de carritos de alimentos y solo nos falta el agravante de carreolas motorizadas para alebrestar nuestro humor negro. El número de atropellamientos- en peatones y ciclistas sobre todo-, se promediaba en 32 diarios el año anterior y aunque se dice que el último reglamento de tránsito, las llamadas foto multas y el alcoholímetro como  mecanismos de control han dado resultados, no se nota con el aumento de nuevos vehículos infractores, las motocicletas y las bicicletas ante todo ¿Que control aplican las autoridades en el tránsito de bicicletas en banquetas -abundante ya- y en el traficar de las motos aún cuando los semáforos den el alto? En la capital circulan miles de bicicletas y las motos estaban calculadas en 2016 en 257 mil 535 en 2016, contra 390 mil 378 que tenía  el EDOMEX que a veces se dan la vuelta por aquí; sin control, sin uso de  timbre las primeras, sin cláxon  las segundas. En las  indicaciones que se dan -que incluye no transitar en banquetas-,  no se menciona el uso de advertencia urgente y necesaria. El caso de las motos es terrible, avanzan a toda velocidad a la derecha de los camiones de pasajeros que están haciendo parada regular y exponen la vida de los que descienden sin  que nadie  intervenga. Transitan también a gran velocidad dentro de los estacionamientos privados de las grandes tiendas de autoservicio donde se mueven decenas de personas, sin  que haya indicaciones  ni controles. Los organismos que promueven este último tipo de vehículos y que resulta importante para evitar el uso de automóviles, parece que no están participando en denunciar estos peligros o no les interesa. 

CAMUS, GAUDÍ, ELOY BLANCO, MÉNDEZ, EL ADIÓS FATAL EN EL TRÁNSITO ASESINO 

Millones han quedado a lo largo del tiempo destruidos por esa máquina -creada en 1769, puesta en marcha con combustión en 1885  y que llegó a México en 1895- que se llama automóvil, con sus muchas variantes. La inercia oficial, la furia del ser humano, los accidentes, los vicios, los malos caminos, el  mal estado de los vehículos, han segado más vidas que muchas guerras. Con la proliferación de esas máquinas, las ciudades son una selva de asfalto con monstruos mecánicos que se  entrecruzan y van generando la decantación del más desvalido. Este puede ser tanto el que va caminando como el que va arriba del vehículo. Muchos talentos se han perdido. Recuerdo por lo pronto  al premio Nobel Albert Camus, al genial arquitecto Antoni Gaudí,  a Andrés Eloy Blanco el poeta y compositor venezolano y al “king” cubano compositor y cantante José Antonio Méndez. Camus nacido en Argelia en 1913, murió a los 47 años en un extraño accidente que no ha sido aclarado y al que se le atribuyeron  cuestiones políticas e ideológicas. Ocurrió el 4 de enero de 1960 y estaba  cerca de Villablivien, en Francia, cuando el carro en que viajaba y que  le había prestado su editor Gallimard, se estrelló. Las especulaciones recorrieron el mundo. Gaudí, el gran genio del modernismo catalán, creador de la famosa basílica, hoy arquidiócesis barcelonesa, murió el 10 de junio de 1926 atropellado por un tranvía cuando abandonaba su trabajo en la obra monumental hoy Patrimonio de la Humanidad,  La Sagrada Familia. Eloy Blanco  poeta singular, compositor, personaje cercano a Rómulo Gallegos con  quien trabajó cuando éste fue presidente de Venezuela, fue atropellado en ¡la ciudad de México!, en 1955. Su canción Píntame angelitos negros,  proclamada como un himno contra la discriminación, eran cantada en muchos países. El caso de José Antonio Méndez es paradigmático. El dijo la noche que fue atropellado por una guagua en otro fatal 10 de junio  en 1989,  -tan fatal como el de aquí-,  que ese había sido el día mas feliz de su vida. Se dirigía por la Habana al Pico Blanco -paradoja también ya que él era afrocubano-, que estaba instalado en el piso más alto del hotel Saint John, donde él desparramaba el feeeling de su voz, su encanto y sus canciones (recuerdo haber bailado con él en 1985 mientras me cantaba La gloria eres tú. Pieza universal que le debe haber acariciado el oído a muchas mujeres cantada por él).  En un artículo publicado por el escritor cubano Antonio Tomás, José Antonio Méndez  “el king”, cuenta su propia muerte, se narra el recorrido  en el que al finalizar el día, el cantante terminó su vida. Lo que escribe Tomás, es la repetición diaria en todas las ciudades del  mundo: un monstruo con motor que ciega vidas y que hay que controlar con inteligencia  y eficacia. Dice así uno de sus párrafos:  “Algo se me viene encima...el automóvil burla semáforos, el cláxon es un grito que anuncia desgracias, la distancia es corta, ya no llego al Pico Blanco,  nadie va a enterarse donde estoy...”. La  noticia de su muerte dio la vuelta al mundo   

volver arriba
Miércoles, 16 Enero 2019
17:22:07