Menu
AMLO pone fin al Seguro Popular

AMLO pone fin al Seguro Popular

Zona Sísmica Marco Polo ...

Roma en Los Pinos, la situación del IMER… y el presupuesto para cultura

Roma en Los Pinos, la situación del…

Glen Rodrigo Magaña El g...

(VIDEO) Soprano mixe conquista a visitantes de Los Pinos

(VIDEO) Soprano mixe conquista a vi…

México, 15 Dic (Notimex)....

Producir 2.4 mdb de petróleo diarios, meta sexenal de López Obrador

Producir 2.4 mdb de petróleo diario…

Martha Claudia Cruz Rodrí...

"El mercado de trabajo es una dictadura"

"El mercado de trabajo es una …

https://es.rt.com/6etc  ...

(VIDEO) Apuestan por desarrollo tecnológico e innovación  para transformar el campo

(VIDEO) Apuestan por desarrollo tec…

En reunión con el Movim...

Sociedad Exigirá Resultados Inmediatos en Materia de Seguridad, Corrupción y Pobreza. IBD

Sociedad Exigirá Resultados Inmedia…

Las reformas recientes ...

Salarios del Terror: el Mínimo y el Máximo

Salarios del Terror: el Mínimo y el…

Libros de ayer y hoy Ter...

Todos los productores entran en la Cuarta Transformación, asegura Víctor Villalobos

Todos los productores entran en la …

En el encuentro con produ...

Prev Next
Lunes, 17 Diciembre 2018
02:28:17

Automotrices, piden pero no dan

Automotrices, piden pero no dan

Diario Ejecutivo 

  • Se niegan a firmar un código de ética
  • BBVA y BB, Aero, Bardahl, ASIS, árbitros 

Roberto Fuentes Vivar 

La industria automotriz en pleno (a través de los organismos que la conforman como AMIA, APACT, INA) presentó una serie de peticiones al próximo presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, entre las que se encuentran incentivos fiscales, seguridad en carreteras, transparencia, combate a la corrupción en la aplicación de las normas en la industria, y un registro público vehicular.

 

Sin embargo, se negó a firmar un Código de Ética para que los automóviles que se vendan en el mercado interno contengan la misma calidad que los exportables. Mucho menos, desde luego, aceptaría un compromiso para que los trabajadores mexicanos tengan las mismas condiciones que en otros países y para que desaparezca la llamada “nueva esclavitud laboral” que se ha practicado en territorio nacional.

El lunes pasado, en un hotel capitalino presentaron su agenda de trabajo para el siguiente sexenio y una larga lista de peticiones a la administración entrante. Claro, ahí explicaron que en el 2017 esta industria contribuyó con 2.9 por ciento del Producto Interno Bruto y 18.3 por ciento del PIB del manufacturero.

Además -expusieron el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) Eduardo Solís Sánchez; el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), Miguel Elizalde y el dirigente de la Industria Nacional de Autopartes, Oscar Albín- en el periodo 2000-2017, el sector automotor recibió 60 mil 677 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa; la fabricación de partes para vehículos automotores 36 mil 228 millones de dólares y la fabricación de automóviles y camiones atrajo un total de 20 mil 775 millones de dólares.

Ahí, pidieron fortalecer las cadenas productivas de la industria automotriz; eliminar barreras logísticas para mejorar el flujo de autos y autopartes; sustituir el actual Registro Público Vehicular, Repuve, al que calificaron como inoperante; simplificar el marco legal y evitar criterios diferenciados que generen condiciones de competencia desigual; brindar mayores incentivos a la industria nacional a fin de mantenerla entre los primeros 10 o 5 lugares a nivel mundial; y asegurar el acceso a agua y energéticos a mejores precios para ser eficientes y mejorar su  entorno de negocios. Y hasta pidieron a AMLO que los apoye contra Donald Trump, porque sus “amenazas” son “inadmisibles”.

Desde luego que no mencionaron que, para la instalación de las plantas automotrices los más recientes gobiernos les han regalado terrenos, eximido impuestos, facilitado trámites y hasta obsequiado muchos beneficios como agua y luz más barata. Y, sobre todo, el apoyo de las autoridades laborales, para evitar conflictos. Es decir, pidieron todo, pero no ofrecieron nada.

 

El código de ética

 

Mientras que la industria automotriz presentaba su especie de “Carta a Santa Claus, pero con el nombre de López Obrador, organismos no gubernamentales como LatiNCAP y El Poder del Consumidor, les presentaron un Código de Ética para que firmaran cada una de las empresas armadoras ubicadas en México. Desde luego se negaron a comprometerse.

Este código de ética dice textualmente: “Reconociendo que en México la mayoría de la industria automotriz opera con una práctica de doble estándar que le permite producir y vender autos con estándares de menor seguridad vehicular dentro del país, en comparación con estándares de seguridad básica más elevados de aquellos autos que se fabrican en México y se exportan para su comercialización en otros países; que en México al año pierden la vida 16 mil personas en accidentes vehiculares, más de 134 mil personas resultan lesionadas y 40 mil mexicanos y mexicanas quedan anualmente con algún tipo de discapacidad para el resto de sus vidas”

Agrega: “que la implementación de los sistemas y estándares mínimos de seguridad vehicular recomendados por la Organización de las Naciones Unidas y por LatinNCAP han demostrado fehacientemente la significativa disminución de las fatalidades en otros países”.

Luego señala, ya para que se firme, lo siguiente: “como miembro de la industria automotriz mundial, [MARCA O FABRICANTE] entiende y acepta como principio que, por encima de cualquier legítimo interés económico, se encuentran, con mayor importancia y prioridad, el derecho a la vida, a la integridad física y a la salud de los consumidores y los usuarios mexicanos de vehículos, tal como lo reconocen la Organización de las Naciones Unidas y la Constitución Política de los EstadosUnidos Mexicanos.

“Por la presente, [MARCA O FABRICANTE] se compromete a dar un trato y un valor iguales a la vida de los consumidores mexicanos, adoptando las siguientes medidas, independientemente de los requerimientos que establecen la legislación y regulaciones vigentes en México: 1.-Ofrecer como estándar los mismos niveles de seguridad, elementos y desempeño de seguridad vehicular en todos los autos nuevos vendidos en México, desde sus versiones más básicas, que ofrecen como estándar en sus modelos que venden en las naciones de economías más maduras, a fin de proteger y salvaguardar la vida, la salud y la integridad física de la misma manera para todos los usuarios y consumidores mexicanos antes, durante y después de un impacto. 2. En tanto no se cumpla con lo comprometido en el punto 1, cada modelo vendido en México será evaluado de manera independiente por LatinNCAP, empezando por los modelos más populares, para asegurar que se provea a los consumidores de autos información independiente acerca del desempeño de la seguridad vehicular que ofrece ese modelo”.

Desde luego, las automotrices se negaron a firmar ese documento, por lo que seguirán otorgando al consumidor mexicano un trato de ciudadano de segunda categoría.

 

La esclavitud laboral automotriz

 

Personalmente apoyo este código de ética de LatinNCAP y El Poder del Consumidor, pero creo que un documento completo debería incluir, además de la homogeneidad de los vehículos internos y externos, el compromiso para que las condiciones laborales en nuestro país sean similares a las de otros países.

En este sentido, instituciones como la Organización Internacional del Trabajo han puesto especial énfasis en la situación laboral de la industria automotriz en México, mientras que la organización Walk Free, consideró a México, hace tres años, como el país que tiene el primer lugar en el Índice Global de Esclavitud 2014 con al menos 266 mil 900 personas víctimas. Para su último reporte, la cifra mexicana aumentó a 341 mil, aunque sí hay que aclarar que no se refiere específicamente la esclavitud laboral de las armadoras.

Pero sí hay muchos ejemplos de la moderna esclavitud automotriz: los trabajadores de la empresa japonesa Mazda Eder Capetillo, Ismael Cantera, Pedro Velázquez, han denunciado, por ejemplo, que por exceso de trabajo muchos trabajadores sufren ataques. “Para no frenar la producción los trabajadores que sufren convulsiones son echados a un lado para que las máquinas sigan trabajando”, dijeron.

Otro caso es el del Sindicato de Trabajadores Unidos de Honda México (STUHM) en El Salto, Jalisco, que ha denunciado bajos salarios, despidos y los brutales ritmos de producción que la empresa japonesa les impone.

El caso de Mazda, ubicada en Guanajuato, es el más representativo, porque hace dos años Tadeo David Álamos Banda salió de casa a la planta.  Ahí le cayó un rollo de acero de ocho toneladas, pero las condiciones precarias de trabajo y el desinterés de la parte patronal para ofrecer condiciones mínimas de seguridad para los obreros, le quitaron la vida.

Quizá la nueva esclavitud laboral automotriz, que se presenta en varias fábricas e Guanajuato, es la causa por la que el nuevo gobierno planea trasladar a León la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. De hecho, la titular de esa dependencia, propuesta para el próximo gobierno, Luisa María Alcalde (hija de dos luchadores sociales y especialistas laborales, Arturo Alcalde Justiniani y Berta Luján), tendrá mucho trabajo en las plantas automotrices.

Dice el filósofo del metro: la ética es el sufijo de una industria patética.

 

Tianguis

 

Grave lo que está sucediendo en los bancos, pues algunos de ellos obligan a sus clientes a contratar a sus servicios consentidos de auditoría externa. De lo contrario los amenazan o les cancelan las cuentas. Como si fueran la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, BBVA Bancomer de Eduardo Osuna y Banco del Bajío de Carlos Cerda, han amedrentado a las empresas de outsourcing para que recurran a las auditorías de Deloitte, que dirige Francisco Pérez Cisneros; KPMG, de Víctor Esquivel; PWC, que encabeza Mauricio Hurtado y McKinsey & Company, de Sergio Waisser, principalmente, para que les otorguen una especie de “carta de buena conducta”. Ojalá la CNBV con Andrés Manuel López Obrador (Abel Hibert o Adalberto Palma suenan como posibles sucesores de Bernardo González en esa comisión) les ponga un alto… Actualmente México ocupa el séptimo lugar a nivel mundial en la captación de proyectos de Inversión Extranjera Directa (IED)  y en la industria aeroespacial, en el período de enero de 2009 a marzo de 2015 el país se ubicó como el tercer lugar a nivel mundial en recibir proyectos de IED, sólo detrás de los Estados Unidos y el Reino Unido, por lo cual debe continuarse la promoción de este sector, que permita atraer más inversiones, afirmó Sergio L. Ornelas Ramírez, organizador de la octava edición de la Cumbre Aeroespacial de México 2018 (Mexico’s Aerospace Summit 2018) que se realizará el 16 y 17 de agosto próximo en el Centro de Congresos de la ciudad de Querétaro…. Bardahl, de Sergio Díaz, y Repsol acordaron crear empresa conjunta, para la comercialización y distribución en México de lubricantes de las marcas Bardahl y Repsol. El intercambio de acciones estará concluido a finales del tercer trimestre del presente año. Bardahl tendrá el 60 por ciento de la empresa y Repsol el 40 por ciento. Además de la comercialización, Bardahl tiene en Toluca una de las plantas de producción más modernas de América Latina. Calculan que en unos años, el negocio tendrá presencia en 80 países… Convocados por ASIS México, expertos en seguridad de América Latina, se congregaron en nuestro país y dijeron estar dispuestos a colaborar con el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador. El presidente de ASIS, Capítulo México, Gabriel Bernal, dijo que el problema de inseguridad se resolverá no con más policías, sino atendiendo las causas sociales, adoptando nuevas tecnologías e incrementando la colaboración entre los sectores público y privado… Algo interesante que casi nunca ven los aficionados al futbol, es la formación de árbitros. En este sentido hay que destacar al árbitro mundialista Felipe Ramos Rizo, quien hace unos días premió a los mejores árbitros del 2017 en una ceremonia realizada en un restaurante de la Colonia Roma. Al evento asistieron grandes figuras del arbitraje mexicano como Eduardo Brizio, Bonifacio Núñez y José Antonio Garza y Ochoa, quienes compartieron con las nuevas generaciones su interés por impulsar esta disciplina deportiva. Electrolit, es por tercer año consecutivo, el facilitador de los uniformes del Colegio de Árbitros Ramos Rizo, el cual dirige a 30 ligas y alrededor de 400 partidos a la semana y cuenta con un total de 60 alumnos provenientes de diferentes estados de la República Mexicana… Juan Pablo Rojas Pérez, presidente de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México, exhortó Andrés Manuel López Obrador, a darle tiempo y atención al campo antes de que asuma el cargo en diciembre próximo ya que sólo está generando incertidumbre entre los productores al desconocerse cuál será la política agrícola que se aplicará en los próximos seis años. Fijo que los productores no acceden a encuentro alguno ni con el próximo mandatario nacional, ni con quien será el nuevo titular de Sagarpa, Víctor Villalobos.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

volver arriba
Lunes, 17 Diciembre 2018
02:28:17