Menu
Slim: México necesita niveles de inversión “muy altos”

Slim: México necesita niveles de in…

El empresario mexicano Ca...

German Martínez está ya integrado como legislador de Morena en el Senado

German Martínez está ya integrado c…

Javier Bárcenas El presi...

Adiós a la Condonación de Impuestos a Pulpos del Empresariado

Adiós a la Condonación de Impuestos…

Diario Ejecutivo  Aris...

Inicia la Asociación de Identidad Digital en México #IDMX, para educar sobre el problema de robo de identidad

Inicia la Asociación de Identidad D…

CIUDAD DE MÉXICO, 23 de m...

NXIVM: ¿La señora Occelli? ¿Y la Fiscalía General de la República?

NXIVM: ¿La señora Occelli? ¿Y la Fi…

Balconeando Francisco Ro...

Renuncias

Renuncias

DE FRENTE Y DE PERFIL  ...

En total, el IMSS planea recortar al 37% de su plantilla, en las 35 delegaciones estatales

En total, el IMSS planea recortar a…

Apenas esta semana se dio...

Apocalipsis ahora

Apocalipsis ahora

La Costumbre del Poder *...

Prev Next
Viernes, 24 Mayo 2019
05:50:56

El racismo, los extremos del odio

El racismo, los extremos del odio

Libros de ayer y hoy

Teresa Gil

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Las declaraciones del tal Sergio Goyri, un pelafustán racista, subproducto telenovelero, proyecta la opinión que le merece a ese tipo de personas los indígenas. Su “pinche india” encabritó las redes y llenó de indignación a miles de personas.  Las insistentes agresiones contra la maestra Yalitza Aparicio, quien sorprendió al  mundo como actriz novel en el filme Roma, es solo una demostración de lo que se vive en México en la escala de valores.

 

El color de la piel sigue determinando el precio que se le pone a un ser humano como una extensión  de lo que pasa en Estados Unidos con los negros, en Brasil, con un Bolsonaro ya agorilado, en relación a los-indígenas del Amazonas y el abandono que sufre Haití, con su población mayoritariamente negra. Las expresiones racistas como parte del iceberg que se asoma, exhibe ya la profundidad de lo que puede aflorar en las sociedades. Así estaban las cosas contra los judíos mucho antes de que estallara la Segunda Guerra Mundial. Así eran las expresiones a veces mortales de los blancos en algunos estados del vecino país, como Georgia, contra  una población  negra que finalmente, lo quisieran o no eran parte – y lo son-,  del  mismo país. Así sucede en México con los indígenas, dueños originarios de este territorio y hoy desplazados, sobajados  y robados por los que  se  asumen como una mayoría blanca o mestiza. Lo que sucede con  el saqueo y depredación  de los pueblos originarios, lo que vemos con  la justicia que se aplica a los indios, el papel que se destina a las etnias, en oficios subalternos, es la expresión real de los que creen que merece el color  moreno de la piel.

 

AQUEL DESPRECIO AL CRISTO MORENO  QUE PRESENTÓ LA BBC DE LONDRES

El estudio antropológico que promovió la BBC de Londres hace dos décadas, tenía como fin buscar los orígenes del cristo judío y presentar una imagen real del que presuntamente vivió y actuó en oriente. El presupuesto y el  número de expertos de muchas disciplinas, fue impresionante. Los resultados circularon  durante años en videos con imágenes que acercaban al vidente del  mundo, a una realidad aproximada. Y que descubrían la situación  extraordinaria de la gente que vivió en Judea o en zonas cercanas,  con  costumbres de gran avance social, higiénicas y comunitarias. Y la imagen del cristo que resultó ser de un hombre moreno, muy similar a la gente que  vive en esa zona. Un hombre de pelo ensortijado, de nariz amplia como la de ciertas etnias árabes, ojos grandes y vestidos y un color moreno propio de los habitantes del desierto. Al ser presentada la imagen, ardió Troya. El  mundo racista que se había parapetado fuera de toda lógica, en un  cristo rubio de largos caireles, con ojos azules, se indignó, rechazó y puso el grito en el cielo ante aquel ser  totalmente desconocido al que consideraban una herejía. Ese es el mundo peligroso que afloró antes en las dos grandes guerras, que se expresa permanentemente en muchas partes del  mundo y que ahora se ensaña con  una joven talentosa,  bella  y sencilla, como Yalitza Aparicio.

 

EL RÉGIMEN CIERRA EL PASO AL RASCISMO Y CONVOCA A AFROMEXICANOS

Desde la etapa pre electoral, el actual gobierno fijó su postura frente a un mundo indígena que  no ha sido integrado plenamente y que fue utilizado para fines políticos. En la toma de posesión  hubo una ceremonia relevante, ritos y giros propios de etnias  mexicanas que se acercaron y ofrecieron su apoyo al  gobierno. Pero los afromexicanos  no aparecían en escena. Son grupos numerosos que viven en Guerrero, Oaxaca, Veracruz  y  Michocán entre otros estados y representan el 1.2 por ciento de la población  nacional, y que a diferencia del sector indígena que ha recibido atención, estos sectores han sido olvidados de los gobiernos. La convocatoria aparecida en varios  medios hace algunos días, ya fija la postura del nuevo gobierno, llama a ese sector a participar en el cambio y se prepara un  proyecto de desarrollo a la par de investigación para profundizar en el conocimiento de estos connacionales que han hecho grandes aportes-sobre todo agrícolas- al país. El color moreno toma fuerza. Aquí la primera parte de La canción del bongó, de  Nicolás Guillén ( Antología mayor  Juan Pablos Editor 1972), donde el gran poeta cubano fallecido en  la Habana en 1989,  hermana a todas las razas y colores. Lo hace a partir de un instrumento y un  género musicales que las convocan:

ESTA ES LA CANCIÓN DEL BONGÓ

_ Aquí el que más fino sea

responde si llamo yo

Uno dicen: ahora mismo

Otros dicen: allá voy

Pero mi repique bronco

pero mi profunda voz

convoca al negro y al blanco

que bailan el  mismo son

cueripardos o almiprietos

más de sangre que de sol

pues quien por fuera no es noche

por dentro ya oscureció

Aquí el que más fino sea

responde si llamo yo.

volver arriba
Viernes, 24 Mayo 2019
05:50:56