Menu
Una mujer oculta una grabadora en el cabello de su hija y comprueba el maltrato de su maestra

Una mujer oculta una grabadora en e…

El audio de ocho horas re...

Enorme presión para definir Ingresos y egresos del 2020

Enorme presión para definir Ingreso…

LOS CAPITALES EDGAR GONZ...

La 4T va de gazapo en gazapo

La 4T va de gazapo en gazapo

22 de agosto de 2019 ÍND...

Se consolida el G4 de los Diputados

Se consolida el G4 de los Diputados

DIARIO LEGISLATIVO   Ped...

El Juego de las Cámaras

El Juego de las Cámaras

DE FRENTE Y DE PERFIL  ...

Firman Hacienda y SFP Convenio Para Construir Nuevo Sistema de Contrataciones Públicas

Firman Hacienda y SFP Convenio Para…

Firma del Convenio de Col...

Alientan la confrontación entre originarios y mexicanos VII/VIII

Alientan la confrontación entre ori…

La Costumbre del Poder *...

Detenido, el agresor del reportero Juan Manuel Jiménez de adn40

Detenido, el agresor del reportero …

La Secretaría de Seguri...

Las Autoridades de Gobernación Sostienen Encuentros con Grupos de Autodefensas; ya Quieren la Paz

Las Autoridades de Gobernación Sost…

Sánchez Cordero reconoce ...

Le Llegó su Fiestecita

Le Llegó su Fiestecita

Teresa Gurza. Comprobamo...

Prev Next
Miércoles, 21 Agosto 2019
22:35:23

¿Vale el PRI Cien Millones?

¿Vale el PRI Cien Millones?

DE FRENTE Y DE PERFIL 

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

Son seis los aspirantes a presidir el Partido Revolucionario Institucional, aunque seguramente no será aceptado el registro de todos ellos para competir por la dirigencia del maltrecho partido.

 

Los cálculos previsores del costo de la elección rondan los 100 millones de pesos, una cifra estratosférica para lo que hoy representa el PRI.

De los seis postulantes tres de ellos han sido gobernadores de estados del sur del país, uno más secretario de un gabinete presidencial y los dos restantes (de los que se duda alcancen el registro) son militantes menores.

Alejandro Moreno, gobernador en funciones de Campeche; Ivonne Ortega, ex gobernadora de Yucatán y Ulises Ruiz, ex gobernador de Oaxaca, forman junto con el ex secretario de Salud, José Ramón Narro, el compacto grupo de los aspirantes con posibilidades, mientras que José Ramón Martell y Lorena Piñón, son vistos con indiferencia.

El calendario de la competencia partidista se elaboró de la siguiente manera: el 22 de junio se solicitará el registro de los aspirantes, el 25 se informará quienes lo obtuvieron, en tanto que la campaña iniciaría el 26 de junio, es decir un día después de ser notificados, para que la elección se desarrolle el 11 de agosto y el 14 se entregará la constancia de mayoría y pronto, el 18 de agosto rinda protesta el ganador, como nuevo dirigente nacional del partido tricolor.

Cada uno de los candidatos podrá ejercer un tope de gastos hasta de 4.2 millones de pesos para su campaña, por lo que de ser aprobados los seis sería una cifra superior a los 25 millones de pesos.

En medio de una terrible crisis interna que pasa de lo político a lo económica, los priistas irán a las urnas, con el padrón que tiene el INE que supera los seis millones de afiliados y que algunos han criticado, aunque no validarán a los militantes registrados durante la presidencia de Claudia Ruiz Salinas, quien terminará el período de cuatro años para el que fue electo Manlio Fabio Beltrones, al que siguieron Enrique Ochoa y René Juárez.

No es la primera ocasión en que el PRI enfrenta una crisis financiera, ni mucho menos política, pero como esta ninguna, ya que las derrotas sufridas en los comicios presidenciales del 2000 y 2006 obligaron al partido a solicitar préstamos y hasta hipotecar sus edificios sedes.

Esta ocasión tendrá como recurso algo similar, ya que los dineros que enviaban los gobernadores que siempre rondaron en número de 20 ya no será posible, pues aunque existen una docena de gobernadores de extracción priista, los Congresos de esos estados están dominados por la oposición.

Vale destacar que cinco de los seis aspirantes son considerados desempleados y el único que tiene un cargo público es el gobernador de Campeche, el que tendrá que dejar el gobierno estatal para competir y en caso de ganar, el Congreso deberá designar un gobernador interino.

La moneda ya está en el aire y aunque se hable de una disputa de dos entre el mismo gobernador de Campeche, Alejandro Moreno y José Ramón Narro, se vislumbra la posibilidad de una alianza entre Ulises Ruiz e Ivonne Ortega para contender como fórmula.

El escenario de los priistas no es el más idóneo y de lo que resulte el once de agosto podría darse otra desbandada de la militancia.

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo." target="_blank">Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

volver arriba
Miércoles, 21 Agosto 2019
22:35:23