Menu
El Otro Lozoya

El Otro Lozoya

DE FRENTE Y DE PERFIL  ...

¿Cuál es la Diferencia Entre Enjuiciar a Lozoya y a "El Lunares"?

¿Cuál es la Diferencia Entre Enjuic…

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

Riña

Riña

Una Colorada (vale más qu...

Capturan en Venezuela a 14 integrantes del grupo paramilitar colombiano Los Rastrojos

Capturan en Venezuela a 14 integran…

Las autoridades de Venezu...

¿A Quién Creer, al INEGI o a los Otros Datos?

¿A Quién Creer, al INEGI o a los Ot…

La Costumbre del Poder ...

"Perdón por levantar la voz; para eso vine"…

"Perdón por levantar la voz; p…

Perfiles Políticos  Fran...

La Producción Industrial, en mínimos de diez años

La Producción Industrial, en mínimo…

LOS CAPITALES EDGAR GONZ...

Una Flecha de Obsidiana Cruzó la Meta.

Una Flecha de Obsidiana Cruzó la Me…

Diario Ejecutivo   21...

Policía Estatal de Chiapas Agrede a Padres y Madres de los 43 de Ayotzinapa

Policía Estatal de Chiapas Agrede a…

@Somoselmedio El Centro ...

Prev Next
Lunes, 17 Febrero 2020
22:30:53

Farsa, la narcoguerra de FECAL

Farsa, la narcoguerra de FECAL

Silabario de política

¿Y QUÉ CON TODOS SUS OCCISOS?

Moisés EDWIN BARREDA

He leido cosas sorprendentes. Pura pus. Fluye de la inmensa llaga que en 2006 vicente fox y la pridictadura en la trastabillante democracia mexicana abrieron fraguando y aplicando el fraude electoral con que en 2006 felipe calderón hinojosa se convirtió en Presidente espurio, pues, como reconocen tirios y troyanos, el pueblo dio el triunfo a Andrés Manuel López Obrador. Esa maloliente efusión de las páginas “El traidor...”, libro escrito por la reportera Anabel Hernández, obliga a conjeturas y preguntas a los actores explícitos e implicitos de la trama. Difícil que haya respuestas.

 

Tangencialmente nos ocuparemos de algunas que emergen de “Más respuestas que Preguntas”, texto del colega Guillermo Buendía Hernandez acerca del artúiculo en que “Ana María Salazar, la “experta” en seguridad nacional y asesora en esta materia del expresidente (William) Clinton”, defiende a genaro garcía luna, que de hombre fuerte del régimen de calderón, devino en preso estadounidense, cargado de cadenas. Increíble el llanto en diligencia judicial, de este tipo ruín, autor de telemontajes para crearse fama de súper policía.

Las preguntas de mayor calibre obligadas son para felipe calderón (fecal), washington --que incluye al USNortCom--, las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina y el propio ahora presidiario. Quizá parte de las respuestas sea que cuando se planteaba la intervención de Estados Unidos de (norte)América en la Segunda Guerra Mundial, su gobierno le propuso al de México un tratado para la siembra de amapola en Sinaloa, pues precisaban goma de opio para elaborar morfina.

Eso podría explicar la complacencia con que washington ve la relación de la DEA con el cartel de Sinaloa, que era conocida y reiteradamente confirma Anabel Hernandez. Se entiende porque ¿qué podría hacer si los millones de viciosos estadounidenses no reciben drogas? La existencia o no de ese acuerdo podría estar registrada en los anales político diplomáticos de ese país.

La primera y más importante interrogante emerge del párrafo (pág. 6) de “El traidor...”, donde la autora dice haber documentado que “fue farsa de Felipe Calderón su llamada ‘guerra contra el narcotráfico” en 2006, luego de haber llegado a la presidencia con el tufo de fraude electoral... Todos los documentos internos del gobierno a los que tuve acceso, los informantes de los diversos cárteles y de instituciones oficiales lo confirmaban.”

Las preguntas fundamentales son:

Si fue farsa la “guerra” con que calderón trató de legitimarse, ¿cómo explicaría este sujeto el asesinato de más de 200 mil compatriotas, presuntos criminales o inocentes, a manos de soldados, marinos y policias federales? No hay vuelta de hoja: felipe calderón es directamente responsable de que sin juicio previo y pese a que está abolida la pena de muerte en el país, se haya privado de la vida a esos compatriotas

De allí se desprende, como he dicho antes en “Silabario de política”, que esos uniformados actuaban como sicarios del régimen espurio de fecal, pues la legislación militar prohíbe obedecer órdenes que impliquen la comisión de delito. Lo más sorprendente y da mucho qué pensar, es que los uniformados muertos no llegaron a mil, con todo y que no hay “rambos” en las fuerzas armadas. Lo primero que se piensa es que asesinaron a miles de civiles inocentes.

¿Trascenderá o no cuanto garcia luna declare como testigo protegido? El gobierno mexicano está obligado a exigir al Poder Judicial estadounidense todo lo que deponga ese sujeto, para proceder en cocnsecuencia. El pueblo mexicano confia en que no quedarán impúnes todos los responsables de esa criminal guerra. El propio calderón blasonó que durante 2006 el Estado le asignó 600 mil millones de pesos.

Las fuerzas armadas deben ser tratadas como lo que son: brazo armado del Estado, no la ´’ínsula” intocable porque así les convenía a la pridictadura y sus aliados panistas, y auditar el gasto en esa “guerra” tan costosa como sangrienta e inútil, pues dada la corrupción institucionalizada, bien pudo servir para formar nuevos cresos civiles y militares.

volver arriba
Lunes, 17 Febrero 2020
22:30:53