Menu
Covid-19, ¿lo peor está por venir?

Covid-19, ¿lo peor está por venir?

Mouris Salloum George VO...

El presidente confunde ocupación con empleo formal

El presidente confunde ocupación co…

LOS CAPITALES EDGAR GONZ...

4T: revolución, no reforma, pero sólo para poco gasto social (1/5)

4T: revolución, no reforma, pero só…

CARLOS RAMÍREZ / INDICA...

America is now a full-blown fascist state

America is now a full-blown fascist…

There can no longer be ...

EU: Basta de impunidad policiaca...

EU: Basta de impunidad policiaca...

Política Al Margen Jaime...

Juniors

Juniors

DE FRENTE Y DE PERFIL  ...

Las obras faraónicas de la 4T no van a sacarnos del hoyo

Las obras faraónicas de la 4T no va…

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

La ASF Revisará por Adelantado el Proyecto Dos Bocas

La ASF Revisará por Adelantado el P…

La Auditoría Superior de ...

Se Acabaron los Privilegios con la Llegada de AMLO: Senador Gerardo Novelo

Se Acabaron los Privilegios con la …

El senador Gerardo Novelo...

Se Inaugura el Programa de Carreteras Marítimas, en el Día de la Marina

Se Inaugura el Programa de Carreter…

Con el banderazo al buque...

Prev Next
Martes, 2 Junio 2020
11:43:15

Sicilia-Le Baron

Sicilia-Le Baron
La Costumbre del Poder

*Salud Pública en la medida en que ha de contenerse la disminución del Estado para facilitar la imposición del México de un solo hombre. Tal como lo definió Enrique González Pedrero en su libro sobre Antonio López de Santa Anna

Gregorio Ortega Molina

 

 

Debemos recuperar el concepto de Salud Pública tal como lo concibió Antoine de Saint-Just, para que el Directorio pudiera funcionar y hacer justicia. Hoy todo está detenido, y no por incapacidad de los integrantes del gobierno, pensarlo así es darles una excusa. Proceden con intención para disminuirnos y empequeñecer al Estado, más de lo que lo han disminuido desde 1982.

     Decidieron iniciar una profunda reforma al Poder Judicial, notoriamente en el área de justicia penal. Circulan ya los puntos que se tratarán en el Senado de la República, y no sé si sólo alarmarnos, o huir, salir corriendo antes de que opere el arraigo nomás porque sí. Como dicen los clásicos, con que me tengan miedo, basta y sobra.

     Es en este ambiente que se iniciará la marcha convocada por Javier Sicilia y los Le Baron, desde Cuernavaca, Morelos, al Zócalo. El Presidente de la República advirtió, a fines de 2019, que no los recibirá y que no se dejará besar por el poeta. Resulta imposible no considerar otras razones.

     ¿Qué puede o debe denunciarse durante la marcha? La ausencia de Salud Pública en todas sus vertientes. La que tiene que ver con la muerte violenta, las desapariciones, los secuestros, las fosas clandestinas, las extorsiones desde los reclusorios, y toda esa corrupción que favorece que los delincuentes operen desde la impunidad y a la luz del día.

     La ausencia de Salud Pública en la falta de vacunas y medicamentos, en la desaparición del Seguro Popular con todo y sus imperfecciones, en el combate sordo y ciego en contra de los laboratorios, porque se pone en riesgo la vida, la viabilidad de la nación, la presencia del Estado, por una supuesta lucha contra la corrupción, para defender intereses ajenos a México. ¿Cuáles? Sólo ellos lo saben, aunque ahora hay vestigios de que quedó diseñado el procedimiento en la sede de BlackRock, porque el verdadero interés es disminuir la presión demográfica sobre Estados Unidos.

     Sí, Salud Pública en la medida en que ha de contenerse la disminución del Estado para facilitar la imposición del México de un solo hombre. Tal como lo definió Enrique González Pedrero en su libro sobre Antonio López de Santa Anna. Los caudillos no pueden ni deben regresar, porque en ese intento incendiarán al país.

     Tampoco es dolo como proceden, porque quienes gobiernan tienen la certeza de que transitan por el rumbo correcto, y que el destino de México dejó de ser precisamente ese, el destino de México prefigurado como resultado de la Revolución y sus luchas por la democracia. Ahora es otro, es el del autoritarismo, perfilado desde las marchas iniciadas en Tabasco y concluidas en el despacho de Manuel Camacho Solís, a donde AMLO entraba por la puerta trasera, para rendir cuentas y recibir instrucciones. Ahora él es el que manda. ¿Lo lograrán? ¿Se les permitirá?

www.gregorioortega.blog                                               @OrtegaGregorio

volver arriba

El crack del 29 y la Gran Depresión

Seguimiento en vivo de Coronavirus

Pulsa aquí si no puedes visualizarlo (mapa elaborado por la Universidad Johns Hopkins.)