Menu
¿Por qué el odio contra los pobres?

¿Por qué el odio contra los pobres?

Libros de ayer y hoy Ter...

De Siquiatra

De Siquiatra

DE PSIQUIATRA Teresa Gur...

Indígenas, en Riesgo por Pandemia

Indígenas, en Riesgo por Pandemia

DE NORTE A SUR Abigail A...

Los Políticos y la Dignidad

Los Políticos y la Dignidad

DE FRENTE Y DE PERFIL  R...

Covid 19 ¿virus de laboratorio? II/II

Covid 19 ¿virus de laboratorio? II/…

La Costumbre del Poder *...

Niega el gobierno apoyos fiscales a empresas

Niega el gobierno apoyos fiscales a…

LOS CAPITALES EDGAR GONZ...

La Caída de Demanda de Vuelos Internacionales Impulsará su Reducción al Mínimos: Cancillería

La Caída de Demanda de Vuelos Inter…

La Secretaría de Relacion...

Continúan las noticias falsas sobre registro para apoyos del Gobierno de México

Continúan las noticias falsas sobre…

La Secretaria de Hacienda...

Prev Next
Miércoles, 8 Abril 2020
22:25:27

Justicia transicional III/III

Justicia transicional III/III

La Costumbre del Poder

*Un proceso de control del Poder Ejecutivo sobre los otros poderes, y, además, en ensayo y error el camino de desarticulación del sistema de partidos y del organismo electoral, con la idea de importar un peronismo fuera de tiempo y uso, pero tropicalizado

 

Gregorio Ortega Molina

La culpa no es exclusivamente de políticos, gobernantes y empresarios, la sociedad entera (lo mismo el pueblo bueno y sabio que las clases medias y obreros que ya no se tragan el cuento) es corresponsable de lo que sucede en México, porque no ha aprendido a exigir rendición de cuentas, ni ha encontrado la manera de, al menos, ponerlos de patitas en la calle, ya que no puede encerrarlos en una mazmorra.

Valiente sanción a Emilito Lozoya Austin, detenido, en proceso de extradición y, además, sospechoso y no encontrado culpable de tanta corrupción, pero como premio para esta tonta sociedad, ya lo inhabilitaron por 10 años como funcionario público. ¡Vaya castigo! Es sólo dar la vuelta a la impunidad. Estaba de vacaciones, con su lanita asegurada.

Así es que no podemos lamentarnos y mucho menos quejarnos. Es necesario establecer método, día y hora para la rendición de cuentas, con absoluta transparencia, y hay que empezar a exigirlo ya, porque viven y cobran del dinero con el que contribuimos al monto de los recursos fiscales. Realmente más que nuestros representantes, debemos verlos como a nuestros empleados, y supervisarlos de esa manera.

¿Aprenderemos a ponerlos en su lugar? No son los que mandan, el mandato constitucional emana del voto, de la confianza de los ciudadanos en ellos, pero traicionan, una y otra vez, ese depósito de fe y esperanza en que habrían de gobernar.

Félix Reátegui Carrillo, en otro de los ensayos del libro mencionado antier, indica: “Una transición constituye un momento parcial y discreto en la transformación política de una sociedad. Ella se refiere al conjunto de diálogos, arreglos y compromisos por medio de los cuales un conjunto de agentes que ejercen el poder de manera autoritaria acepta abandonarlo y dar campo libre a la instauración de un poder legítimo y a la restauración de las reglas del juego básicas de la democracia: alternancia en el gobierno, división efectiva de poderes, respeto a los derechos fundamentales y vigencia de las garantías constitucionales…”.

¿Dónde estamos parados? En un proceso de ilegalidad, que atenta contra organismos o instituciones autónomas, como ocurre con la CNDH, en la que sentaron, de manera no ortodoxa y no autorizada por la norma, a Rosario Piedra Ibarra, hija de una verdadera luchadora social. Empañaron su legado.

Un proceso de control del Poder Ejecutivo sobre los otros poderes, y, además, ensayo y error del camino de desarticulación del sistema de partidos y del organismo electoral, con la idea de importar un peronismo fuera de tiempo y uso, pero tropicalizado, para que el “justicialismo a la mexicana” sea aceptado y patrocinado por el México bueno y sabio.

Apuntan: “… la democracia, en cuanto instauración de un solo juego posible, implica una transformación en el plano de las representaciones sociales o, dicho en términos más generales, de la cultura”. Y sí, a buen entendedor pocas palabras, por eso es necesario desestructurar a la UNAM y al INE, y en eso se empeñan.

www.gregorioortega.blog                              @OrtegaGregorio

volver arriba

El crack del 29 y la Gran Depresión

Seguimiento en vivo de Coronavirus

Pulsa aquí si no puedes visualizarlo (mapa elaborado por la Universidad Johns Hopkins.)