Menu
Covid-19, ¿lo peor está por venir?

Covid-19, ¿lo peor está por venir?

Mouris Salloum George VO...

El presidente confunde ocupación con empleo formal

El presidente confunde ocupación co…

LOS CAPITALES EDGAR GONZ...

4T: revolución, no reforma, pero sólo para poco gasto social (1/5)

4T: revolución, no reforma, pero só…

CARLOS RAMÍREZ / INDICA...

America is now a full-blown fascist state

America is now a full-blown fascist…

There can no longer be ...

EU: Basta de impunidad policiaca...

EU: Basta de impunidad policiaca...

Política Al Margen Jaime...

Juniors

Juniors

DE FRENTE Y DE PERFIL  ...

Las obras faraónicas de la 4T no van a sacarnos del hoyo

Las obras faraónicas de la 4T no va…

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

La ASF Revisará por Adelantado el Proyecto Dos Bocas

La ASF Revisará por Adelantado el P…

La Auditoría Superior de ...

Se Acabaron los Privilegios con la Llegada de AMLO: Senador Gerardo Novelo

Se Acabaron los Privilegios con la …

El senador Gerardo Novelo...

Se Inaugura el Programa de Carreteras Marítimas, en el Día de la Marina

Se Inaugura el Programa de Carreter…

Con el banderazo al buque...

Prev Next
Martes, 2 Junio 2020
12:08:52

Lo que se Hace y Dice Ante la Pandemia

Lo que se Hace y Dice Ante la Pandemia

DE FRENTE Y DE PERFIL 

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

Mucho se critica al gobierno federal sobre su eventual pasividad ante la pandemia. Que no hay control, que todo se encuentra deshilvanado, que no hay el personal suficiente para atender a los enfermos de coronavirus, que las camas son insuficientes, la carencia de ventiladores, respiradores, de pruebas para detectar el virus, etc.

 

Se acusa que la reacción del equipo que comanda el Presidente López Obrador es nula en lo que compete al tema médico y peor ante la debacle económica.

Que él se muestra impávido y ni ve y mucho menos escucha a sus críticos a las grandes cámaras de industriales y empresarios y que el plan dado a conocer durante el informe trimestral de gobierno no responde a los intereses de los quejosos.

Los estados se quejan establecen que no tienen los recursos suficientes para dar cara a la pandemia, exigen mayores recursos, proyectan planes que, a final de cuentas, son tardíos como los que eventualmente presenta el gobierno federal.

Tres gobernadores fueron infectados con el virus y desde su aislamiento continúan atentos al problema, aunque algunos adoptan medidas dictatoriales, casi ley marcial y ley seca que encorajinan a sus gobernados.

Las propuestas económicas de emergencia presentadas por el Presidente de la República fueron devastadas por empresarios, críticos, opositores, los que buscan respuestas pronta y efectivas que los saquen de la incertidumbre en que se encuentran.

Pero los gobernantes van por el mismo rumbo, quieren que el gobierno federal les resuelva sus problemas. Los gobernadores de Acción Nacional cuentan con un plan de ayuda financiera para que desde el gobierno federal les ayuden a superar la emergencia.

En los estados se encuentran peor que en lo federal, ya que los gobernantes relegaron la prevención y atención médica. El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, entró en un toma y daca con Hugo López Gatell, al denunciar que el subsecretario de Saludo le frenó la compra de pruebas médicas, pero antes salió a anunciar la compra de miles de ventiladores y respiradores que en la realidad no han llegado.

El mercado de acaparadores creció y la escasez de cubrebocas y gel antibacterial infló los precios y algunos políticos entraron a la vendimia, encareciendo más los productos.

La reacción tardía de los gobiernos federal y estatal está derivando en acciones como la ocurrida en la zona de Lindavista de la Ciudad de México, donde personal médico del gobierno se presentó ante unos distribuidores apoyados por el Ejército para requisar la mercancía de respiradores, cubrebocas, mascarillas y equipo médico.

En las aduanas, la lentitud y burocracia con que se manejan las cosas, deja en claro el interés particular de algunos por manejar este mercado, frenando las importaciones que se mantienen en bodegas, mientras que otros prefieren regresar la mercancía a su origen, ante la corrupción que ahí se presenta.

El gobierno federal procedió con las adjudicaciones, sin licitar, para las compras de pánico de dos mil 500 ventiladores para el IMSS, erogando un pago superior a los dos mil millones de pesos.

López Obrador negó cambios en su gabinete y estableció que se encuentra conforme con su equipo, con el que redobla esfuerzos, descartando los relevos que fueron filtrados en las redes sociales.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

volver arriba

El crack del 29 y la Gran Depresión

Seguimiento en vivo de Coronavirus

Pulsa aquí si no puedes visualizarlo (mapa elaborado por la Universidad Johns Hopkins.)