Menu
El Cine Gana la Pelea por Nocaut, Ante la Bancada de Morena en la Cámara, en defensa del FideCine

El Cine Gana la Pelea por Nocaut, A…

Glen Rodrigo Magaña   E...

AMLOVE empresarial

AMLOVE empresarial

La Costumbre del Poder L...

Oportunidad a Modo

Oportunidad a Modo

DE FRENTE Y DE PERFIL  R...

Vamos Para atrás: Carbón y Combustóleo, en Lugar de Viento y sol

Vamos Para atrás: Carbón y Combustó…

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

COVID-19: ¿El final del made in China?

COVID-19: ¿El final del made in Chi…

David López Cabia | e...

Las Reservas del Banxico Aumentaron 250 mdd en la Semana Concluida el 22 de Mayo

Las Reservas del Banxico Aumentaron…

Banco de México reportó a...

Diabetes y Obesidad en los Enfermos de Covid-19  Aumentan el Peligro de Muerte

Diabetes y Obesidad en los Enfermos…

Las personas con diabetes...

Repartirá el Gobierno 250 mdp de los Robados Entre Personal Médico Destacado en la lucha vs Covid-19

Repartirá el Gobierno 250 mdp de lo…

Recibe secretaria de Gobe...

Abrazar la tristeza: Las penas se disipan cuando aceptas lo que quieren decirte

Abrazar la tristeza: Las penas se d…

“Querer ser feliz todos l...

Prev Next
Miércoles, 27 Mayo 2020
01:56:20

Zoe y el priista que trae adentro

Zoe y el priista que trae adentro

Francisco Gómez Maza

Análisis a Fondo 

·  Una historia de suspicaces complicidades 

·  Un día la tendrá que justificar Andrés Manuel 

Zoe Robledo Aburto es un cachorro de la revolución interrumpida y traicionada por el neoliberalismo inaugurado por Miguel de la Madrid y fortalecido por el otrora innombrable Carlos Salinas de Gortari.

 

Es un cachorrito tricolor de Édgar Robledo Rincón, furibundo priista que alcanzó a ser gobernador de Chiapas por obra y gracia de las circunstancias, por lo menos durante un año, en los momentos más álgidos del levantamiento indígena de 1994 y de la entrada en vigencia del proteccionismo comercial globalizado, arropado por el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Canadá y México.

Robledo Rincón no fue de la gracia de los politicastros chiapanecos y su jefe lo mandó a despachar como su embajador a la Gran Buenos Aires.

Zoe Robledo, pues, es un pequeño dinosaurio tricolor, revestido del color granate o marrón del movimiento de regeneración nacional que, con registro de partido, llevó al poder a su nuevo patrón, el porfiado tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, exaltado por las multitudes como el mejor prospecto para sacar de La Silla a lo que quedaba del PRI, personificado en la figura de Enrique Peña, con fama de haber sido el presidente más corrupto y ladrón que haya desgobernado y deshecho este país.

El triunfo del tabasqueño fue el punto de ebullición de la carrera política de Zoé Robledo Aburto, miembro prominente del equipo de campaña del tabasqueño, tanto que, ante la renuncia forzada del ex presidente del PAN, Germán Martínez Cázares, otro enamorado de López Obrador, el priista vestido de marrón ocupó, por órdenes de AMLO, la dirección del IMSS.

Ahí, desde el escritorio que calienta en el viejo edificio de las oficinas del IMSS en Paseo de la Reforma, Robledo Aburto comenzó a ser de las suyas, presentándose como un gran promotor de la seguridad social para los trabajadores, hacia afuera de la institución, pero desentendiéndose de las carencias y necesidades de los empleados que quedaron a su cargo. Ni médicos, ni enfermeras, ni trabajadores pueden verlo, porque además el chiapaneco no tiene la costumbre de hacerse simpático con nadie, más que con su gran jefe. Es cae mal, suelen decir los chiapanecos que lo conocen. Pero el pequeño dinosaurio trae por dentro a un priista mañoso y no es porque no sea leído y escribido. Tiene una licenciatura en Ciencia Política, una maestría en Derecho, diversas especialidades y estudios en institutos de enorme prestigio como la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, de la Universidad de Harvard. Ha sido colaborador en medios nacionales y hasta ganó el Premio Nacional de Periodismo en 2008 por la cobertura y análisis de la elección presidencial de Estados Unidos. No es cualquier baba de perico. Bueno. La verdad es que no tengo noticias de que haya estudiado periodismo, pero es abusado para tundirle al teclado de la compu.

Joven, tiene una carrera importante en la “res publica”: Diputado en el Congreso del Estado (2010-2012); senador por Chiapas (2012-2018); donde adquirió fama por manifestarse a favor de la eliminación del fuero, por hacer obligatoria la declaración 3 de 3 de los servidores públicos y por impulsar una campaña para que una mujer obtuviera la Medalla Belisario Domínguez que año con año otorga el senado en memoria del mártir chiapaneco, medalla que le fue colgada en el pecho, en 2017, a la bióloga Julia Carabias.

Pero Robledo se ha metido en camisa de once varas. Primero con la transacción que hizo con el hijo de Manuel Bartlett Díaz en la adquisición de 20 ventiladores respiratorios con un sobreprecio de 670 mil pesos cada uno.

Por otra parte, qué intereses o negocios turbios unen a Robledo con el mediquete Nemesio Ponce Sánchez, quien siempre fue ¿empleado o patrón? del hoy cónsul en Orlando, Florida, Juan Sabines Guerrero, confirmado por López Obrador. Nemesio, el actual coordinador de Política de Salud del Seguro Social, de quien despotricamos ayer, competía con Tomás Sánchez, luego secretario de la Función Pública local, y Martha Vital, que de asistente llegó a ser directora del Instituto Chiapas Solidario.

Obviamente que la compra de los ventiladores tenía que ser supervisada por otro chiapaneco, Humberto Pedrero Moreno, director de Administración y Finanzas, y de quien dependen los recursos humanos, materiales y financieros.  Esa sola designación pone en entredicho, por segunda ocasión, la gestión del director general Robledo Aburto.

Pedrero Moreno fue, primero, Tesorero y, después, secretario de Hacienda del desgobernador, Manuel Velasco Coello, hijo putativo de AMLO. Como que ya se va deshilando la madeja de los atracos al Erario chiapaneco. ¿Recuerdan que Pedrero Moreno fue uno de los verdes que se postuló como falso indígena para lograr ser votado por una diputación federal con la venia de La Quija?

Una verdadera historia negra, de la cual, quien tiene que dar cuentas es el presidente López Obrador, por cobijar a una pandilla de rufianes, dispuestos a continuar atracando a los mexicanos.

volver arriba

El crack del 29 y la Gran Depresión

Seguimiento en vivo de Coronavirus

Pulsa aquí si no puedes visualizarlo (mapa elaborado por la Universidad Johns Hopkins.)