Menu
Fracaso de organismos mundiales: guerras y golpes al día

Fracaso de organismos mundiales: gu…

Libros de ayer y hoy Ter...

Estallidos en Chile

Estallidos en Chile

Teresa Gurza. Llevo a Ch...

Ganó AMLO, perdió el Senado

Ganó AMLO, perdió el Senado

Perfiles Políticos  Mo...

Cinco Siglos del Encuentro Entre Cortés y Moctezuma

Cinco Siglos del Encuentro Entre Co…

DE NORTE A SUR Abigail A...

Roger Waters envía mensaje a Evo Morales; "Espero que tu exilio sea corto; tu gente te necesita"

Roger Waters envía mensaje a Evo Mo…

El Informador A través d...

Incendiaria, la respuesta de Piñera frente la ola de atropellos a los derechos humanos que en el Chile actual

Incendiaria, la respuesta de Piñera…

Chile estallido social y ...

(VIDEO) Rosario Piedra Ibarra, entre jaloneos de panistas, toma posesión de la CNDH

(VIDEO) Rosario Piedra Ibarra, entr…

Rosario Piedra Ibarra rin...

Lista, una nueva baja en la tasa bancaria base

Lista, una nueva baja en la tasa ba…

LOS CAPITALES EDGAR GONZ...

El Carácter Humanitario de México

El Carácter Humanitario de México

E FRENTE Y DE PERFIL   ...

Prev Next
Miércoles, 13 Noviembre 2019
11:52:40
Tere Gil

Tere Gil

Fracaso de organismos mundiales: guerras y golpes al día

Libros de ayer y hoy

Teresa Gil

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Veinticinco guerras estaban activas en el mundo en 2018, diez reactivadas en este año, sin que la ONU pueda hacer nada. Catorce golpes de estado se han producido en América dentro de la vigencia de ese organismo. Los que, estos últimos, se le acreditan a la Organización de Estados Americanos (OEA) desde 1948, cuando fue creada y en algunos de los cuales ha participado en calidad golpista, como en el reciente caso de Bolivia. Los más recientes son este, de Bolivia, del 10 de noviembre de 2019 contra Evo Morales y el de Honduras el 28 de junio de 2009, contra Manuel Zelaya, ambos presidentes legítimamente electos.

Evo y el rabioso orden jurídico de la OEA para dar golpe de estado

Libros de ayer y hoy

Teresa Gil

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

El orden jurídico  amañado de la OEA, tumbó a Evo Morales y  el ejército traidor, apoyó al organismo latinoamericano. Dicho orden se ha  usado en México con frecuencia para fines de interés y lo vimos en el caso del aeropuerto Santa Lucía, con alrededor de 140 amparos que fueron presentados para frenarlo. Una actitud chueca, según lo señaló AMLO en Yucatán. Pero en otros países se dan vuelo usando las normas internas -y si se puede las internacionales-, para interpretarlas al gusto y hablar de legalidad y legitimidad. Lo hizo Guaidó para dar un golpe de estado administrativo el año anterior y asumirse como presidente de Venezuela.  Es el instrumento puesto en práctica para derrocar gobiernos legítimamente electos, como fue el caso de Dilma depuesta en Brasil porque se armó un reporte jurídico que la tumbó. A Evo lo presionó la OEA, en un análisis sobre las elecciones que no ha salido a la luz pública hasta este momento, en el que acusa que hubo irregularidades en el pasado proceso electoral y  a su vez  imponía que Evo debería convocar a elecciones. La “sugerencia” de un organismo que tiene inclinación por las posiciones del imperio gringo y que es apoyado en buena parte por los gobiernos derechistas del continente, estuvo  acompañada por una serie de hechos violentos que llevaron incluso a la muerte,  al secuestro,  quema de casas, con amenazas de todo tipo, etcétera. La ciencia jurídica no se ha andado por las ramas y sus postulados devienen siempre en asuntos de voluntad. El derecho es un instrumento que puede ser usado según los intereses y en el país los casos son miles y se relacionan con corrupción y negación de justicia. O de asuntos de estado, como calificaron el caso de Florence Casez, liberada sin sentencia, para quedar bien con Francia. De los más cercanos aparte del de Santa Lucía, podríamos mencionar la liberación en momentos significativos -al cumplirse cinco años del hecho-, de decenas de los indiciados en el caso Ayotzinapa. ¿A quien o a quienes favorecía esa coincidencia? 

¿Es posible la reconciliación en México?

Libros de ayer y hoy

Teresa Gil

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Ante los grandes problemas que tiene México, está fallando la vieja teoría de la unidad en tiempos de crisis. La polarización en el país tiene una mezcla de posiciones que finalmente con diferentes grados, se funden en dos: la derecha y la izquierda. La gama de intereses que se mueve toca a ambas corrientes y nos sorprende ver a gente que se dice de izquierda y pontifica sobre una revolución que según ellos está al dar vuelta, pero que a la hora de razonar coincide con  la derecha. Esa polarización se catapultó con  la llegada de AMLO a la presidencia y no porque los 30 millones sean de izquierda.

Mortal y rosa, el México ambivalente

Libros de ayer y hoy

Teresa Gil

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

La celebración del Día de los Fieles Difuntos podría ser un contrasentido en un  país en el que la muerte tomó su asiento. Pero no lo es porque desde nuestra vida ancestral, la muerte fue vista como una compañera invisible que está al acecho, para dar el salto. No por algo, el mexicano responde con  espíritu festivo con canciones, con albures y frases de optimismo, para sacar la rosa de su vida frente a una visitante final que está aguardando. Ante la muerte diaria que nos llega por la información, notamos al México dividido, que por un lado quiere vivir y por otro lado matar. Lo hacen los asesinos:  el crimen, las enfermedades, la pobreza, el abandono. Pero también destruyen la inquina, la calumnia, la mala vibra de los que eliminan a través del pensamiento. La muerte  nos llega por la concentración  de la riqueza en unos cuantos, por el egoísmo de no dar lo que tenemos, por la convocatoria apremiante de la muerte para el que odiamos y el llamado concreto que algunos hacen a matar al enemigo  como lo hemos visto de parte de algunos que se autollaman periodistas.

Suscribirse a este canal RSS
Miércoles, 13 Noviembre 2019
11:52:40