Menu
Covid-19, ¿lo peor está por venir?

Covid-19, ¿lo peor está por venir?

Mouris Salloum George VO...

El presidente confunde ocupación con empleo formal

El presidente confunde ocupación co…

LOS CAPITALES EDGAR GONZ...

4T: revolución, no reforma, pero sólo para poco gasto social (1/5)

4T: revolución, no reforma, pero só…

CARLOS RAMÍREZ / INDICA...

America is now a full-blown fascist state

America is now a full-blown fascist…

There can no longer be ...

EU: Basta de impunidad policiaca...

EU: Basta de impunidad policiaca...

Política Al Margen Jaime...

Juniors

Juniors

DE FRENTE Y DE PERFIL  ...

Las obras faraónicas de la 4T no van a sacarnos del hoyo

Las obras faraónicas de la 4T no va…

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

La ASF Revisará por Adelantado el Proyecto Dos Bocas

La ASF Revisará por Adelantado el P…

La Auditoría Superior de ...

Se Acabaron los Privilegios con la Llegada de AMLO: Senador Gerardo Novelo

Se Acabaron los Privilegios con la …

El senador Gerardo Novelo...

Se Inaugura el Programa de Carreteras Marítimas, en el Día de la Marina

Se Inaugura el Programa de Carreter…

Con el banderazo al buque...

Prev Next
Martes, 2 Junio 2020
12:07:10

Rebasados los Hospitales en el Mundo por la Multiplicación de Casos de Covid-19

Rebasados los Hospitales en el Mundo por la Multiplicación de Casos de Covid-19

NUEVA YORK (AP) — En un momento en que el número de personas contagiadas del nuevo coronavirus ha rebasado un millón 100.000 a nivel mundial, los sistemas de salubridad se encuentran bajo presión ante el incremento de pacientes. Con la mayor cantidad de contagios en Europa y sus hospitales superados, España e Italia se vieron en problemas para brindar protección al personal médico en primera fila en el combate al COVID-19, mientras que 17 doctores del principal hospital de oncología de Egipto dieron positivo en el virus.

 

En China, las sirenas de emergencia sonaron por todo el país y las banderas ondearon a media asta en tributo a las víctimas de la pandemia del COVID-19, entre ellas los “mártires” del sector salud que han muerto luchando por salvar las vidas de otros.

 

La cifra conjunta de muertes en Italia y España superó las 25.000 personas, con cerca de 250.000 contagiados. Ambos países han reportado un alto porcentaje de nuevos casos entre trabajadores del sector salud.

Carlo Palermo, presidente del sindicato de médicos de hospitales de Italia, contuvo el llanto al describir a los periodistas en Roma los riesgos físicos y el trauma psicológico que está causando la pandemia, y destacó el suicidio de dos enfermeros.

“Se trata de una condición indescriptible de estrés. Insostenible”, afirmó.

En general, los contagios recientes siguieron bajando en Italia, con 4.805 nuevos casos registrados el sábado que llevaron el conteo oficial en el país a 124.632. La cifra de muertes continúa en aumento, con 681 nuevos fallecimientos que llevan a Italia a 15.362, la mayor cantidad a nivel mundial.

En Francia, 7.560 han muerto por males relacionados con el coronavirus, incluyendo al menos 2.028 en casas para adultos mayores, informó el director de Salud, Jerome Salomon. Más de 440 del total de decesos en Francia ocurrieron en las últimas 24 horas.

En la mayoría de la gente, el nuevo coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. En algunas personas, sobre todos los adultos mayores y las que padecen trastornos de salud subyacentes, puede provocar enfermedades más graves, como la neumonía, e incluso la muerte.

En Estados Unidos, el brote ha empezado a recrudecerse en otras áreas además de Nueva York. Más de 400 personas han muerto en Luisiana, y las autoridades estatales han iniciado una búsqueda frenética de respiradores similar a la de Nueva York. Michigan registra más de 14.000 contagios y 500 decesos, siendo Detroit el epicentro de la epidemia en ese estado.

 

El gobernador de Nueva York anunció el sábado que China ha facilitado el envío de 1.000 ventiladores donados a su estado, lo que pone de relieve las acciones extremas a las que se ven obligadas a recurrir las autoridades de todo el mundo en una situación que se ha convertido en una feroz disputa para conseguir, cada quien por su cuenta, suficientes dispositivos para salvar vidas durante la pandemia.

En una muestra de la desorganizada respuesta frente a la crisis global, el gobernador Andrew Cuomo elogió al gobierno chino por ayudar a garantizar el envío de los respiradores artificiales, cuya llegada estaba prevista para el sábado en el Aeropuerto Kennedy, al tiempo de reconocer que las existencias de suministros médicos del gobierno estadounidense podrían escasear de manera drástica.

“Todos estamos en la misma batalla aquí”, señaló Cuomo, quien subrayó que el estado de Oregon ofreció enviar 140 respiradores a Nueva York. “Y la batalla está conteniendo la propagación del virus”.

La premura para conseguir suministros ha generado una intensa disputa entre los estados y Washington en un momento en que la nación enfrenta una de sus más graves emergencias. Los ejecutivos estatales como Cuomo se han visto obligados a abandonar los canales ordinarios y trabajar con gobiernos de otros países y compañías privadas.

Trump dijo que los estados están inflando sus solicitudes de materiales médicos cuando no los necesitan y dejó entrever que él intervino en el envío de los respiradores que llegarán de China a Nueva York. Trump también señaló que le gustaría escuchar un “gracias” más contundente de Cuomo por proveer los suministros médicos y contribuir a aumentar la capacidad de atención en los hospitales.

“Hemos dado al gobernador de Nueva York más que lo que cualquiera haya recibido en mucho tiempo”, expresó Trump en una conferencia de prensa en Washington.

Mientras el estado de Massachusetts utilizó el avión del equipo de NFL Patriots de Nueva Inglaterra para recoger más de un millón de mascarillas en China, Rusia también ha enviado equipo médico a Estados Unidos.

Después de que Trump afirmó que impedirá la exportación de máscaras protectoras N95 a Canadá y otras naciones, el primer ministro canadiense Justin Trudeau afirmó en tono de reproche que su país no adoptará medidas de represalia mientras continúa el envío de guantes y equipos de prueba a Estados Unidos.

El número de personas infectadas en Estados Unidos ha rebasado las 300.000, y ya son más de 8.400 los muertos en el país por el virus. Más de 3.500 de esos decesos se registraron en el estado de Nueva York, incluyendo más de 1.900 tan solo en la ciudad de Nueva York. Además de recibir los respiradores de China y Oregon, Cuomo ordenó a los hospitales privados del estado que redistribuyan los respiradores artificiales entre quienes más los necesiten.

volver arriba

El crack del 29 y la Gran Depresión

Seguimiento en vivo de Coronavirus

Pulsa aquí si no puedes visualizarlo (mapa elaborado por la Universidad Johns Hopkins.)