Menu
¿Fracasan los gobernadores de Morena?

¿Fracasan los gobernadores de Moren…

DE FRENTE Y DE PERFIL  R...

"Zaldívar-Calderón, ambos mienten"

"Zaldívar-Calderón, ambos mien…

La Costumbre del Poder *...

Avanza abrogación de Ley de Seguridad Interior

Avanza abrogación de Ley de Segurid…

En la sesión de este juev...

¿Cuál es el papel del FMI en la crisis de Ecuador?

¿Cuál es el papel del FMI en la cri…

BBC News Mundo ¿Qué tien...

La crisis en Ecuador tras las medidas económicas de Lenín Moreno

La crisis en Ecuador tras las medid…

Miles de personas salie...

Alertan de un peligro mortal de las 'pizzas' y los 'nuggets'

Alertan de un peligro mortal de las…

Sputniknews || El consu...

(VIDEO) Jane Fonda, detenida en Washington, D. C.  por protestar contra el cambio climatico

(VIDEO) Jane Fonda, detenida en Was…

La famosa actriz de 81 añ...

¿Giro en la carrera armamentística? EU pone a prueba la paciencia de Rusia con sus misiles

¿Giro en la carrera armamentística?…

Denis Lukyanov   Sput...

Pensiones, mudarse ¿por mejorarse?

Pensiones, mudarse ¿por mejorarse?

Libros de ayer y hoy Ter...

Prev Next
Sábado, 19 Octubre 2019
17:24:06

Continúa maratónica sesión en el Senado sobre la reforma energética

Continúa maratónica sesión en el Senado sobre la reforma energética

 

 

 

El pleno del Senado de la República inició este martes la discusión y análisis del dictamen que modifica los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución en materia energética, que de aprobarse permitirá los contratos con particulares en la exploración y extracción del petróleo y demás hidrocarburos que se encuentren en el subsuelo de la nación.

Se menciona en el documento que el objetivo es obtener ingresos que contribuyan al desarrollo de largo plazo, por lo que se podrán llevar a cabo “las actividades de exploración y extracción mediante asignaciones a empresas productivas del Estado o a través de contratos con éstas o con particulares, en los términos de la Ley Reglamentaria”.
En el artículo 27 se deja en claro que en cualquier caso deberá afirmarse que los hidrocarburos en el subsuelo son propiedad de la Nación.
En la misma disposición también se precisa que tratándose del petróleo y de los hidrocarburos sólidos, líquidos o gaseosos, en el subsuelo, la propiedad de la Nación será inalienable e imprescriptible y “no se otorgarán concesiones”.
Además en el régimen transitorio se especifica que dentro de los 120 días naturales siguientes a la entrada en vigor del decreto, el Congreso de la Unión deberá realizar las adecuaciones al marco jurídico para “regular las modalidades de contratación que podrán ser de servicios, de utilidad o producción compartida, o de licencia”.
Entre de los esquemas de contraprestaciones se deberán regular las siguientes: en efectivo, para los contratos de servicio; con un porcentaje de utilidad, para los contratos de utilidad compartida.
De igual manera, se establece como contraprestación un porcentaje de la producción obtenida para los contratos de producción compartida. En tanto, se contempla la transmisión onerosa de los hidrocarburos una que hayan sido extraídos del subsuelo para los contratos de licencia o cualquier combinación de las anteriores.


En cuanto al Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos se prevé que éste se conforme con cinco consejeros del gobierno federal, incluyendo al Secretario de Energía --quien presidirá este órgano y tendrá voto de calidad-- y por cinco consejeros independientes.
También se busca facultar a la Secretaría de Energía para que, con asistencia técnica de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, se encargue de adjudicar a Pemex las asignaciones a las que se refiere el artículo 27.
El organismo deberá someter a consideración de la SENER la adjudicación de las áreas en exploración y los campos que estén en producción y en capacidad de operar, a través de asignaciones, para ello, tendrá que acreditar que cuenta con las capacidades técnicas, financieras y de ejecución necesarias para explorar y extraer los hidrocarburos de forma eficiente y competitiva
Para ello, se apunta, Pemex deberá presentar la solicitud dentro de los 90 días naturales siguientes a la entrada en vigor del decreto.
Por otro lado, se pretende modificar el artículo 28 para indicar que no constituirán monopolios las funciones que el Estado ejerza de manera exclusiva en las áreas estratégicas de la planeación y el control del sistema eléctrico nacional, así como el servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica”.
También --se incluye-- la exploración y extracción del petróleo y de los demás hidrocarburos, en los términos de lo estipulado en el artículo 27.
En este sentido, se contempla cambiar el artículo 25 para que el sector público tenga a su cargo, de manera exclusiva, las áreas estratégicas que se señalan en el artículo 28, manteniendo siempre el Gobierno Federal la propiedad y el control sobre los organismos y empresas productivas del Estado que en su caso se establezcan.
Especifica que tratándose de la planeación y el control del sistema eléctrico nacional, y del servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica, así como de la exploración y extracción de petróleo y demás hidrocarburos, la nación llevará a cabo dichas actividades en términos de lo dispuesto en el artículo 27.
Se añade que en las actividades citadas “la ley establecerá las normas relativas a la administración, organización, funcionamiento, procedimientos de contratación y demás actos jurídicos que celebren las empresas productivas del Estado, así como el régimen de remuneraciones de su personal”.
Lo anterior, se agrega, “para garantizar su eficacia, eficiencia, honestidad, productividad, transparencia y rendición de cuentas, con base en las mejores prácticas y determinará las demás actividades que podrán realizar”.
Por otro lado, se crea el Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, cuya institución fiduciaria será el Banco de México y tendrá como objetivo --en los términos que establezca la ley-- recibir, administrar y distribuir los ingresos derivados de las asignaciones y contratos a que se refiere el artículo 27 de esta Constitución, con excepción de los impuestos.
En los artículos transitorios se prevé que la ley establecerá la forma y los plazos, los cuales no podrán exceder dos años a partir de la publicación de este decreto, para que los organismos descentralizados denominados Petróleos Mexicanos y Comisión Federal de Electricidad se conviertan en empresas productivas del Estado.
En tanto se lleva a cabo esta transición, Pemex y sus organismos subsidiarios, así como la CFE “quedan facultados para recibir asignaciones y celebrar los contratos a que se refiere el presente decreto”.
Se establece que dentro de los 120 días naturales siguientes a la entrada en vigor del decreto, el Legislativo “realizará las adecuaciones al marco jurídico, a fin de regular las modalidades de contratación para que los particulares, por cuenta de la nación, lleven a cabo, entre otros, el financiamiento, instalación, mantenimiento, gestión, operación y ampliación de la infraestructura necesaria para prestar el servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica”.
Del mismo modo, se incluyó en el régimen transitorio que los ingresos petroleros del gobierno federal que se destinen a cubrir el Presupuesto de Egresos de la Federación de cada año, se mantengan en el 4.7 por ciento del Producto Interno Bruto “que corresponden a la razón equivalente a la observada para los ingresos petroleros de 2013”.
El Ejecutivo Federal, podrá sugerir al Congreso de la Unión un programa de substitución de subsidios generalizados por subsidios focalizados en los insumos energéticos.
Lo anterior con objeto de promover el aprovechamiento sustentable de la energía y el cumplimiento de los compromisos internacionales asumidos por el Estado mexicano, así como el uso eficiente de recursos.
El Poder Ejecutivo contará con los órganos reguladores coordinados en materia energética, denominados Comisión Nacional de Hidrocarburos y comisión Reguladora de Energía.
A nombre de la Comisión de Energía, el senador del PRI, Óscar Román Rosas González dijo que esta reforma tiene el propósito de recuperar para México una empresa pública, competitiva y productiva, que garantice a su población seguridad y soberanía energética.
“Podemos --expresó-- mirar de frente a nuestros electores, porque la reforma salvaguarda cada centímetro de la patria, con el dominio de la nación sobre la riqueza energética”.
Manifestó que postergar esta enmienda sería una omisión histórica y “retrasar la votación con el pretexto de la cautela es disfrazar una intención política y electoral, pues el verdadero riesgo radica en condenar a este país a la parálisis energética por temor al disenso”.
“La historia juzgara esta reforma como un punto de inflexión para la economía nacional y habrá de juzgarse como el instrumento que permitió romper los grilletes que impuso en nosotros la retórica fácil y el anacronismo”, puntualizó.
El presidente de la Comisión de Estudios Legislativos, Primera, senador Raúl Gracia Guzmán señaló que la reforma establece condiciones con las cuales México recibirá mayores utilidades por la extracción de sus recursos, manteniendo la propiedad de éstos a favor del Estado y transformando las paraestatales en empresas públicas productivas.
“Debe retrocederse la expropiación en cuanto sea necesario para crear un sistema técnico, eficaz, de explotación y aprovechamiento de los recursos naturales, y eso hace esta reforma”, afirmó el legislador panista.
Aseguró que no se “acaba” con Pemex o CFE sino sólo se transforman en empresas públicas productivas, con esquemas orgánicos eficientes, que evitarán las “cargas excesivas laborales y fiscales” que no le han permitido alcanzar su potencial.
Argumentó que el dictamen genera una definición económica fundamental para el futuro del país, ya que se crea un modelo energético que impulsa el desarrollo de la nación en el corto, mediano y largo plazo, “con lo cual el Ejecutivo no tendrá excusa para no dar resultados”.
El presidente de la Comisión de Fomento Económico, José Ascención Orihuela Bárcenas, subrayó que Pemex podrá asociarse con la iniciativa privada en la exploración y extracción de combustibles fósiles, a través de los contratos de utilidad compartida y producción compartida de licencias, “lo que permitirá consolidar a nuestro sector energético como uno de los más productivos y eficientes a nivel internacional”.
En este sentido, el legislador priista precisó que la reforma asume el compromiso de hacer más transparente a Pemex y CFE, de tal forma que cualquier ciudadano pueda consultar la información de la adjudicación de contratos que se otorguen a privados y las licitaciones públicas.
Aseveró que con el nuevo marco jurídico se definirá el rumbo de México durante las próximas cinco décadas, ya que se moderniza el sector energético sin poner en entredicho la soberanía y la rectoría del Estado, con el objetivo de obtener mayores rentas, aprovechar mejor los recurso y ofrecer servicios de calidad a los mexicanos.
En pocos años, se reducirá la importación de gasolinas, gas de uso doméstico y los hidrocarburos, “lo que representa un paso fundamental que garantiza la seguridad energética y al mismo tiempo reducir sus costos en beneficio de la economía de las personas”. finalizó
Por la Comisión de Puntos Constitucionales, el senador Enrique Burgos García destacó que la reforma es el resultado de una labor intensa para aprovechar de forma adecuada la riqueza petrolera y la transformación del sector energético.
Con ello, enfatizó el legislador priista, “impulsaremos desarrollo, crecimiento del Producto Interno Bruto, generación de empleos productivos, la distribución equitativa de la riqueza y la justicia social”.
Lo anterior, a partir del diagnóstico del sector y la actual revolución tecnológica del siglo XXI para la producción y explotación de hidrocarburos y de energía eléctrica.
Resaltó que en la norma constitucional se refrenda que es inalienable e imprescriptible el dominio de la Nación sobre el petróleo y todos los hidrocarburos y se reitera que en el caso de los que se encuentran en el subsuelo no se otorgarán concesiones.
Previamente y a nombre del PRD, el senador Mario Delgado Carrillo presentó una moción para suspender la discusión del dictamen en tanto no se pronuncie la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre la constitucionalidad del procedimiento para realizar una consulta popular en esta materia y que fue respaldada con las firmas de un millón 672 mil 242 personas.
“Y de ser el caso --agregó el legislador-- que se lleven a cabo todos los actos necesarios para hacer efectivo el derecho de los ciudadanos a ser consultados sobre un tema de trascendencia nacional” y a participar en la toma de decisiones fundamentales para el país.
Se trata, dijo, de un derecho humano, “cuyo ejercicio no puede estar sujeto a la arbitrariedad de las autoridades”; además, continuó, “no existe ningún argumento constitucional, político, económico o social para que no se realice la consulta” y, por el contrario, se dotaría a esta reforma del consenso y la legitimidad necesaria.
Al respaldar esta propuesta, el senador Manuel Bartlett Díaz, del PT, señaló que la reforma tampoco se acompañó de la evaluación de impacto presupuestario y el artículo 18 de la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria establece esta obligación.
Esto, agregó, “pereciera que es un pretexto para obstaculizar el trabajo del Senado de la República, pero es un mandato de Ley”, una obligación que incumplió el Presidente, el Partido Acción Nacional y las comisiones que dictaminaron las iniciativas.
Posteriormente, se desahogó la presentación de 12 votos particulares en contra del dictamen que presentaron los senadores Manuel Bartlett Díaz, del PT, así como Dolores Padierna Luna, Alejandro Encinas Rodríguez, Adán Augusto López Hernández, Fernando Mayans Canabal, Armando Ríos Piter y Lorena Cuéllar Cisneros, del PRD.
También recurrieron a esta figura para manifestar su rechazo a la reforma los senadores perredistas Rabindranath Salazar Solorio, Isidro Pedraza Chávez, Zoé Robledo Aburto, Mario Delgado Carrillo y Benjamín Robles Montoya.
Para Padierna Luna “se trata de una contra-reforma energética” elaborada “de espaldas a la población” y “radicalmente privatizadora”, por lo que “México está en peligro” con la intención de modificar los artículos constitucionales para entregar al sector energético “a los grandes intereses trasnacionales”.
Señaló que el proyecto representa una “regresión” y permitirá que la reserva petrolera se convierta en parte de los activos de las empresas trasnacionales y “esto constituye una de las más grandes amenazas a la soberanía nacional”.
A su vez, el senador Alejandro Encinas Rodríguez negó que los grupos parlamentarios de izquierda busquen postergar la reforma, pero sí plantean la necesidad de llevar a cabo una consulta popular, pues es “el derecho de las mexicanas y mexicanos a decidir sobre los asuntos fundamentales del país”.
Esto --anunció-- no termina aquí ya que promoveremos una acción de inconstitucionalidad ante la Corte porque los derechos establecidos en la Constitución no pueden someterse a votación de mayorías artificiales y deben ejerceré plenamente.
Por ello, advirtió que “el pueblo tiene derecho a rebelarse y a desobedecer las resoluciones que hoy se van a imponer por una mayoría unilateral que representa en lo fundamental al sector del dinero y de los privilegios en nuestro país”

 

 

 

volver arriba
Sábado, 19 Octubre 2019
17:24:06